Bufete Alaminos

Más de 30 años de servicio al cliente en defensa de sus intereses

Autor: admin Página 1 de 11

La banca se resiste a pagar a los clientes que deciden reclamar las cláusulas suelo

  • Caixabank y Sabadell rechazan una de cada dos reclamaciones por cláusulas suelo
  • Banco Popular ha abonado 200 millones por las reclamaciones de cláusulas suelo del mecanismo extrajudicial pero no concreta qué supone respecto a lo reclamado
  • Bankia y BMN –bancos participados por el Estado– han sido las únicas entidades que han decidido devolver todas las cláusulas reclamadas
  • BBVA ha rehusado por el momento a dar cifras sobre este procedimiento de reclamaciones

El Gobierno aprobó en enero  un mecanismo extrajudicial para las cláusulas suelo con el que buscaba desatascar los juzgados de casos tras  la sentencia europea que respaldaba que se pagara todo lo cobrado de más por estas cláusulas cuando fueran consideradas abusivas. A pesar de este procedimiento, los bancos que han dado datos sobre la gestión de sus reclamaciones están rechazando casi la mitad de las recibidas.  Caixabank ha dicho que no a un 48% de las reclamaciones que le han presentado mientras que Sabadell ha respondido negativamente a un 45% de ellas. Las entidades alegan que las cláusulas suelo habían sido comercializadas con transparencia para rechazar las reclamaciones.

En cifras, Caixabank ha devuelto  210 millones de euros en cláusulas suelo a 47.000 clientes mientras que el importe abonado por Sabadell asciende a los 95 millones de euros.

Por su parte, el consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez, cifró en 200 millones de euros las devoluciones realizadas por Banco Popular. En su día, Popular provisionó 534 millones de euros para hacer frente a estas reclamaciones ante un riesgo potencial de 600 millones de euros.  Esta es otra de las entidades que contaban con más cláusulas suelo dentro de sus hipotecas. Tras ser intervenida en junio por la Junta de Resolución Única y vendida al Banco Santander por un euro ha pasado a este grupo que está en proceso de integrarla. Santander siempre ha dicho que no tiene claúsulas suelo en sus hipotecas.

BBVA ha rehusado por el momento a dar cifras sobre este procedimiento de reclamaciones. El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, en la presentación de resultados del tercer trimestre únicamente ha dicho que «la evolución en las reclamaciones es en línea con lo que habíamos previsto, tanto lo que es el flujo como las previsiones y demás» asegurando que la están gestionando en un procedimiento «muy ágil» y que darán información «en las fechas previstas», aunque el banco no especifica cuáles son estas.

El caso de BBVA es paradigmático porque  la sentencia del Tribunal Supremo que respaldó que había cláusulas suelo abusivas por falta de información, pero que marcaba la fecha de devolución solo desde la fecha de la sentencia, era por una hipoteca de este banco. Tras la sentencia europea de diciembre de 2015, el alto tribunal adaptó su resolución y  le dijo a BBVA que tenía que devolver lo cobrado de más desde el momento en que entraba en vigor la cláusula y no solo desde 2013.

A pesar de las sentencias que han considerado abusivas cláusula suelos por la falta de información a la hora de incluirlas en los contratos, la tendencia general de la banca ha sido negacionista asegurando que ellos habían informado correctamente a sus clientes. El decreto otorgaba a las entidades un plazo de tres meses para contestar, por lo que un gran número de reclamaciones que fueron metidas a comienzos de la puesta en marcha del mecanismo ya están contestadas.

Únicamente Bankia y BMN aseguraron que ponían en marcha una fórmula express para devolver a todos sus clientes lo cobrado de más por estas cláusulas suelos incluidas en sus hipotecas. Bankia, participada por el Estado en un 65%, estimaba cuando dio a conocer esta práctica  que hay 60.000 clientes que podrán acogerse y que con esta medida se ahorrarán unos 100 millones de gastos judiciales. 

Bankia en un balance hecho el 26 de mayo señalaba que había abonado casi 170 millones de euros a 34.000 clientes en concepto de devolución de cláusulas suelo en menos de cuatro meses. Mientras que  BMN habría devuelto 34 millones de euros en este concepto hasta agosto.

Judicialización de los casos

El decreto del Ejecutivo para implantar este mecanismo de devolución de cláusulas suelo incluía la creación de una Comisión de Seguimiento. El Gobierno no aprobó la creación de seguimiento hasta finales de mayo y esta no se reunió hasta finales abonado de julio. En esta reunión, la comisión  decidió cómo y qué información pedir a los bancos para elaborar sus informes. El órgano estableció que el primer envío de datos sea a cierre de septiembre y estableció que la fecha límite fuera el 9 de noviembre.

El rechazo de estas reclamaciones conllevará a la judicialización de muchas de estas reclamaciones, según aseguran asociaciones de consumidores y despachos de abogados. Aunque también alertan de que el rechazo de las reclamaciones lleva a que muchos consumidores piensen que ya han agotado sus vías y recuerdan que aunque la respuesta de la banca sea negativa, se puede acudir a los tribunales. A esto se suma que se han creado juzgados especializados para los casos relativos a hipotecas, que  muchas voces critican porque se han colapsado y se ralentizan los tiempos de resolución de casos.

Por su parte, el PSOE en una proposición no de ley presentada en el Congreso advierten de que muchos bancos  están rechazando las solicitudes de devolución de aquellos clientes afectados por las cláusulas suelos que en algún momento registraron un cambio en las condiciones de su hipoteca. «La mayoría de las entidades están rechazando las solicitudes de quienes realizaron una modificación en el capital o el plazo, o una subrogación (traspaso del crédito a otro banco), al considerar que esa persona estaba perfectamente informada de la limitación de los intereses» al renegociar su hipoteca, explican en su iniciativa en la que piden al Gobierno que informe sobre el número de devoluciones que se han producido y de qué entidades se niegan a devolverlas.

Fuente: eldiario.es

Los juzgados especializados en cláusulas suelo reciben ya casi 2.000 demandas

  • Registraron 1.986 en su primera semana de funcionamiento electrónico, por lo que se estima que podrían ser más de 90.000 el primer año.
  • Solo Cantabria, Cataluña, Navarra y País Vasco no cuentan con este sistema.

 

Los juzgados especializados en cláusulas suelo registraron 1.986 demandas en su primera semana de funcionamiento a través del sistema electrónico LexNet, por lo que se estima que podrían ser más de 90.000 el primer año, ha comunicado este lunes el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

La cifra de demandas relacionadas con las condiciones generales incluidas en contratos de financiación con garantías reales inmobiliarias, entre las que se incluyen las conocidas como cláusulas suelo, incluye aquellas presentadas de forma electrónica vía LexNet desde el 1 de junio en las Comunidades Autónomas que tienen este sistema implantado. Solamente Cantabria, Cataluña, Navarra y País Vasco no cuentan con este sistema, añade la nota.

Teniendo en cuenta que los datos corresponden a la primera semana de funcionamiento, la proyección de esta cifra a un año natural supondría que serían 90.611 las demandas presentadas ante estos juzgados especializados, según los datos facilitados al CGPJ por el Ministerio de Justicia.

La media anual de procedimientos ordinarios —no se incluyen los procedimientos verbales ni los monitorios- durante el último lustro (desde 2012 a 2016) fue algo mayor, de 123.511.

Según la proyección de este dato, se incrementarían en un 73,4% en el año los procedimientos ordinarios como consecuencia del ingreso de litigios sobre cláusulas suelo, vencimiento anticipado, intereses moratorios, gastos de formalización de hipoteca o hipotecas multidivisa, según el organismo.

Fuente: 20 minutos

Bankia condenada a devolver 36.000 euros a una anciana con Alzheimer por las preferentes

  • La mujer adquirió participaciones preferentes en 2009 sin la debida información.
  • El juez ordena a la entidad a devolver la cantidad que invirtió la mujer, más los intereses legales desde la fecha de suscripción hasta su pago.
  • «La técnica de contratación fue totalmente inadecuada», dice la sentencia.

 

El Juzgado de Primera Instancia número 51 de Madrid ha condenado a Bankia a devolver a una anciana con Alzheimer 36.000 euros por adquirir preferentes sin la debida información.

El juez estima una demanda tramitada contra Bankia. La resolución declara nulo el contrato de suscripción de participaciones preferentes, suscrito entre las partes el 7 de julio de 2009. Así, ordena a la entidad bancaria a devolver la cantidad que invirtió la mujer, más los intereses legales desde la fecha de suscripción hasta su completo pago.

El juez considera que existió error en la firma y, por lo tanto, faltó el consentimiento sobre los elementos esenciales. «Debe existir una información previa al contrato, relevante, veraz y suficiente sobre las características esenciales y en particular sobre las características jurídicas y económicas», subraya.

Además, destaca el magistrado que la información debe ser «comprensible» adaptada a las circunstancias. «El eje básico de los contratos, cualesquiera que sean sus partes, es el consentimiento de las mismas sobre su esencia, que no debe ser prestado, para surtir eficacia, de forma errónea», señala.

Por otro lado, señala que «se da la circunstancia de que la actora tenía casi 80 años cuando contrata el producto, existiendo un informe pericial, ratificado por su autor en el plenario, en el que se señala que, dado el trastorno cognitivo que presentaba en 2011, y que el referido trastorno requiere un tiempo de evolución, es más que plausible que en el momento de la suscripción del producto la paciente ya presentara signos de deterioro».

Y reprocha que «la técnica de contratación fue totalmente inadecuada, sin tiempo material suficiente para comprender el alcance de la operación que se suscribía, por cuanto el cliente no tenía posibilidad de examinar la documentación de forma pausada y previa a la contratación».

En este caso, la información no consta en el contrato suscrito sino en veinte folios adicionales que se pretende fueron leídos por la demandante el mismo día de la firma del contrato. Tampoco constan las firmas del demandante en todos y cada uno de los folios que se aportan, sino tan solo en cada última página de cada bloque documental».

Fuente: 20minutos

BBVA reta a los clientes a ir a los tribunales al rechazar devolver los gastos hipotecarios

BBVA se ha cerrado en banda contra las miles de reclamaciones presentadas por sus clientes por los gastos hipotecarios, la nueva batalla entre la banca y los consumidores por una factura que ronda los 20.000 millones de euros. La entidad presidida por Francisco González ha empezado a responder a las quejas de sus hipotecados con una dura carta en la que asegura que “en ningún caso la declaración judicial de nulidad” dictada por el Tribunal Supremo “supone que el banco tenga que asumir de manera automática tales gastos”.

En uno de los documentos al que ha tenido acceso El Confidencial, BBVA explica que el préstamo hipotecario ya incluía una cláusula que regulaba los gastos y que la citada acotación no ha sido declarada nula por el Tribunal Supremo. Sin embargo, en diciembre de 2015, el alto tribunal calificó como cláusula abusiva en la que la entidad financiera imponía al prestatario el pago de todos los gastos, tributos y comisiones derivados del préstamo. En concreto, los actos jurídicos documentados, la minuta del notario, los derechos de registro, los honorarios de tramitación y la parte correspondiente del IVA. Recientemente, el banco ha sufrido también varias condenas en contra por parte de tribunales de justicia, como el del número 6 de Granollers.

En la misiva al cliente, BBVA sostiene que “no podrán corresponder nunca a la entidad los gastos de la compraventa, gestoría o tasación, en tanto se trata de relaciones jurídicas ajenas al banco”. Además, añade que “los gastos de las copias emitidas por el notario para usted y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados” corresponden al cliente, según cita el banco en referencia a dictámenes del Tribunal Constitucional y la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo.

Pero ¿de cuándo datan esas sentencias con las que BBVA defiende su argumento? Exactamente del 19 de noviembre de 2001 y del 20 de junio de 2006 en el caso del Tribunal Supremo y de un auto del 18 de enero de 2005 en el caso del Constitucional. En ningún momento hace referencia a la más reciente, la de diciembre de 2015 del Tribunal Supremo, ni a las más actuales de los juzgados ordinarios.

Así las cosas, BBVA reta a sus clientes a que acudan a los tribunales de justicia ya que son los “únicos competentes para pronunciarse sobre el carácter abusivo de una cláusula, la existencia de cualquier eventual vicio en el consentimiento prestado, o bien, la declaración de nulidad de un contrato o de algunas de sus cláusulas”. Más aún, le informa de que no se lo pondrá fácil al indicarle que si quiere obtener la escritura notarial del préstamo hipotecario, el usuario tendrá que solicitarla directamente al notario, haciéndose cargo de los gastos correspondientes, ya que el banco no tiene previsto entregársela si se la requiere.

La entidad aconseja a los afectados no acudir al Banco de España porque la autoridad financiera no es competente para valorar estas reclamaciones

BBVA invita a los afectados a acudir al Departamento de conducta de Mercado y Reclamaciones del Banco de España, rellenando un formulario de quejas disponible en la web del organismo regulador o en las oficinas del banco, puesto que, pese al esfuerzo digital del que se congratula Francisco González, esta gestión no se puede hacer desde la página corporativa de Internet.

No obstante, la entidad advierte que el Banco de España no podrá “pronunciarse sobre el carácter abusivo de la cláusula” o cualquier potencial irregularidad contractual en el servicio. Una forma de ahuyentar la tentación del usuario de poner una reclamación ante la autoridad bancaria competente para que, en el informe anual sobre denuncias que hace la institución del Estado, BBVA no aparezca en el ‘ranking’ sobre reputación como una de las entidades con más reclamaciones. “Este servicio [en relación al Banco de España] no será competente para valorar, decidir, ni pronunciarse sobre los posibles daños y perjuicios que se hayan podido ocasionar a los clientes y usuarios de servicios financieros. Dichas cuestiones deberán ser planteadas… en los tribunales de justicia”, sentencia.

Un buzón lleno de quejas

En 2016, BBVA recibió 25.562 reclamaciones en su Servicio de Atención al Cliente, 7.900 más que en el ejercicio anterior, lo que supone un crecimiento del 44,85%. De cada tres quejas, una fue favorable al consumidor y dos para el banco. Por su parte, el servicio de Defensa del Cliente gestionó 1.501 expedientes, un 55,54% más, de los que ninguno fue resuelto totalmente en favor del tomador del seguro o del suscriptor del fondo de pensiones, entre otros productos reclamados.

La entidad ya ha provisionado 577 millones por las reclamaciones de las cláusulas suelo, pero no tiene previsto hacer dotación alguna por los gastos hipotecarios, la última bomba de relojería que pesa sobre el sistema bancario español. El pasado jueves, el consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, que ya acumula una pensión de 16 millones de euros, señaló que los costes de formalización de las hipotecas los debe pagar el cliente, algo con lo que los «tribunales están de acuerdo». No obstante, después matizó que habrá que esperar a que el Tribunal Supremo se pronuncie al respecto.

Fuente: El Confidencial

Una jueza frena un desahucio por cláusulas abusivas y condena a Bankia a pagar las costas

  • La jueza de Barcelona ha archivado la petición de ejecución hipotecaria presentada por Bankia, que reclamaba 177.825 euros a los propietarios de la vivienda.
  • Ha declarado nula por abusiva una de las cláusulas del contrato que fijaba un interés de demora «muy superior a los previstos para contratos con consumidores».
  • La magistrada también ha considerado abusiva la cláusula de vencimiento anticipado del préstamo

Una jueza ha frenado el desahucio de un matrimonio de Barcelona que había dejado de pagar las cuotas de la hipoteca a Bankia, al declarar abusivas las cláusulas del préstamo, y ha obligado a la entidad bancaria a pagar las costas judiciales del proceso.

En un auto, el juzgado de primera instancia número 8 de Barcelona archiva la petición de ejecución hipotecaria presentada por Bankia, que reclamaba un total de 177.825 euros a los propietarios de la vivienda, que en 2006 les costó 140.000 euros, con una hipoteca de cerca de 150.000.

Los letrados de los propietarios, ha celebrado el auto judicial, no solo por darle la razón en cuanto a la existencia de cláusulas abusivas, sino también porque impone las costas del proceso a Bankia, en una decisión poco habitual en los casos en que la entidad bancaria resulta condenada.

La jueza detiene la ejecución hipotecaria que solicitaba Bankia, al declarar nula por abusiva una de las cláusulas del contrato que fijaba un interés de demora «muy superior a los legalmente previstos para contratos con consumidores», al situarse seis puntos por encima del interés remuneratorio.

El auto reconoce, además, que los propietarios de la vivienda podrían haber seguido haciéndose cargo de los pagos mensuales si el banco le hubiera aplicado desde un principio el interés Euribor, en vez del IRPH cajas que se fijó en 2006 en la escritura de la hipoteca, índice que puede llegar a ser 13 veces más elevado.

La magistrada sostiene además que no se concedió un «plazo razonable» a la propietaria de la vivienda para abonar las cuotas hipotecarias que debía a Bankia antes del vencimiento anticipado de la deuda.

En el auto, la jueza considera también abusiva la cláusula de vencimiento anticipado del préstamo, otro de los motivos por los que acuerda archivar la petición de ejecución hipotecaria planteada por Bankia.

Fuente: 20 minutos

Preferentes de Bankia ilegales pero con demandas individuales

Los inversores deberán presentar demandas individuales para recuperar el dinero.

El juez de lo mercantil número 5 de Madrid, Teodoro Ladrón, ha declarado nulas, por abusivas, seis cláusulas introducidas por Caja Madrid (hoy Bankia) en los contratos de suscripción de participaciones preferentes, aunque no ha estimado la pretensión de devolver el dinero a los inversores minoristas al haber presentado una demanda colectiva en vez de demandas individuales de nulidad de sus contratos.

El fallo se ha producido más de tres años después y 3.057 personas que se adhirieron presentaran una demanda contra Caja Madrid por la comercialización de participaciones preferentes a clientes con perfil minorista.

En una sentencia conocida este martes, contra la que cabe recurrir ante la Audiencia Provincial de Madrid, el Juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid no ha estimado la pretensión de devolución a los 3.057 demandantes las cantidades invertidas en la adquisición de las participaciones preferentes Caja Madrid 2009 (serie II), pero ha declarado nulas seis condiciones generales de la contratación de tres contratos mediante los que se instrumentó la compra de las preferentes: el contrato de orden de compra/suscripción/canje de valores; el contrato de depósito o administración de valores y el contrato de información de las condiciones de prestación de servicios de inversión. La sentencia condena a Caja Madrid Finance Preferred y a Bankia a eliminarlas y a cesar en su utilización.

RREGULARIDADES

La sentencia pone de manifiesto irregularidades cometidas en el proceso de comercialización de las participaciones preferentes de Caja Madrid y destaca que las consecuencias de tales irregularidades, derivadas de informaciones y prácticas inadecuadas, han de hacerse valer no a través del planteamiento general y abstracto de una acción colectiva -que es la que se ha ejercitado-, sino por el planteamiento concreto de una acción individual de nulidad de los contratos por error en el consentimiento.

El magistrado indica que esto se debe a que, si bien con el planteamiento individual de la acción de nulidad por error en el consentimiento puede preguntarse a un consumidor minorista si pensó que contrataba participaciones preferentes o un depósito a plazo -y resultar nulo el contrato por acreditarse que pensó erróneamente que contrataba un depósito a plazo, obteniéndose por la nulidad la restitución de lo invertido-, con el planteamiento abstracto propio de la acción colectiva no se puede obtener la nulidad del contrato de orden de compra/suscripción/canje de valores y la restitución de lo invertido.

La sentencia sostiene que en una acción colectiva como la ejercitada el juez, necesaria y legalmente, va a negar la nulidad de los contratos porque la característica de perpetuidad de las participaciones preferentes viene dada por la ley.

En el caso de las participaciones preferentes Caja Madrid 2009 (Serie II) “resulta más complicado obtener una nulidad total del contrato que permita una recuperación de lo invertido porque en el razonamiento abstracto de la acción colectiva el juez ha de partir necesariamente de que las participaciones preferentes son valores negociables representados por anotaciones en cuenta y pueden subsistir como derechos por la sola inscripción en un registro contable, que es la que los hace nacer. De tal manera que no son derechos que nacen de un contrato sino derechos nacidos con la inscripción en un registro contable que pueden o no pasar a un contrato».

«Si no pasan a un contrato», razona, «introducen dos serias limitaciones para la declaración de nulidad total del documento de adquisición de participaciones preferentes que permitiría recuperar la inversión». La primera es que «el juez aprecia la abusividad de una condición general de la contratación cuando pasa a un contrato y los derechos que conceden los valores negociables representados por anotaciones en cuenta no tienen que pasar a un contrato para existir». La segunda es que «el juez aprecia la abusividad de una condición general por el desequilibrio entre precio y prestación (artículo 3.1 de la Directiva 13/93), y las prestaciones más importantes para el inversor minorista que conceden las participaciones preferentes Caja Madrid 2009 (Serie II) no han pasado a ningún contrato”.

Según la sentencia, esto motiva que no se pueda declarar la nulidad completa del único contrato que podría permitir a los inversores minoristas recuperar su inversión:  el contrato de orden de compra /suscripción/ canje de valores «que, por lo demás, es un contrato absolutamente estándar y generalizado para la compra de cualquier valor».

El juez deja abierta la posibilidad de que los inversores minoristas obtengan la restitución de lo invertido ejercitando las acciones individuales de nulidad del contrato por error en el consentimiento, posibilidad que existía desde que el Juzgado declaró su falta de competencia objetiva para conocer de la misma.

Fuente: El Español

Ordenado la devolución íntegra de las cláusulas suelo

El Tribunal Supremo ha decidido este miércoles seguir el criterio del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y ha dado la razón a los clientes que reclaman a los bancos que les devuelvan íntegramente las cláusulas suelo de sus hipotecas que han sido declaradas nulas por ser abusivas, según informa el alto tribunal que en los próximos días dará a conocer el contenido de su decisión. El Supremo ordenó en el 2013 a los bancos esta devolución, pero a partir del día en que se dictó este veredicto mientras que la justicia europea levantó esta limitación el pasado mes de diciembre.

Los jueces han establecido este nuevo criterio al resolver las demandas presentadas por el BBVA y la Caja Rural Teruel. La primera considera que los magistrados del Tribunal Supremo no pueden cambiar el criterio que marcaron en el 2013 por ser cosa juzgada y, por tanto, reclamaba que no se aplicara la doctrina establecida por el tribunal europeo.

Sin embargo, los jueces explican a esta entidad que el caso que ha analizado ahora es diferente al que dio lugar a la sentencia que declaró nulas las cláusulas suelo. Además, señalan que este producto fue contratado por la Caixa d`Estalvis Comarcal de Manlleu que fue adquirida por el BBVA en el 2013.

Los magistrados se oponen además a plantear al tribunal europeo las cuestiones que le planteó este banco. También aclaran que no pueden considerar que este caso sea cosa juzgada porque la reclamación que han atendido es “individual” y no colectiva como ocurrió cuando anuló las claúsulas suelo ofertadas por este banco.

Por el contrario, los jueces se han opuesto a anular una cláusula suelo ofrecida por la Caja de Teruel porque, en su opinión, cumple con los requisitos de transparencia que el Supremo dictaminó en la sentencia en la que anuló estos productos por ser abusivas.

Doctrina europea

Los magistrados del alto tribunal no han podido obviar la posición de sus colegas europeos que han establecido que “el Derecho de la Unión se opone a una jurisprudencia nacional en virtud de la cual los efectos restitutorios vinculados a la nulidad de una cláusula abusiva se limitan a las cantidades indebidamente pagadas con posterioridad al pronunciamiento de la resolución judicial mediante la que se declare el carácter abusivo de la cláusula”. Es decir, el tribunal de justicia de la Unión Europea considera que se deben devolver íntegramente los importes de las cláusulas suelo.

Además, el tribunal europeo afirmó que la decisión del Tribunal Supremo de limitar los efectos de su declaración de nulidad de este producto no protege a los consumidores, ya que no constituye un medio adecuado para que cese el uso de las cláusulas abusivas.

Estrategias de los bancos

Tras la sentencia de la justicia europea los bancos han establecido distintas estrategias. Bankia cuenta con un proceso para devolver estas cantidades a sus clientes y el BBVA ha informado de que también reintegrará este importe a los consumidores si perdía su pleito en el Tribunal Supremo, como ha ocurrido en la mañana de este miércoles.

Además, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha propuesto que, a partir de junio, haya un juzgado en cada provincia especializado en cláusulas suelo ante la avalancha de demandas que se esperan tras la sentencia de la justicia europea que ha sido asumida hoy por el Tribunal Supremo.

Las consecuencias de esta decisión

Fuentes jurídicas han adelantado que esta nueva doctrina no se puede aplicar a todas las cláusulas suelo solo a las que han sido declaradas nulas por el Tribunal Supremo por ser abusivas. Y subrayan que este fallo, que asume el criterio de la justicia europea no ha resuelto la duda de si el alto tribunal lo va a aplicar en los otros casos que se les planteen. No obstante, algunos bancos como Unicaja ya han renunciado a seguir pleiteando y han retirado los recursos para evitar pagar a sus clientes por este producto.

 

Fuente: El Independiente

Los bancos solo devolverán los gastos hipotecarios si los condena el Supremo

  • Las primeras sentencias judiciales que condenan a los bancos a devolver los gastos de las hipotecas no van a suponer que los afectados recuperen su dinero, sino que tardarán años

Después de las cláusulas suelo, a los bancos españoles se les abre un nuevo frente: los gastos de formalización de las hipotecas. Muchos clientes se han animado a demandar a sus entidades por el cobro indebido de ciertos costes a la hora de comprar una casa, y están empezando a obtener sentencias favorables en los tribunales de primera y segunda instancia. Sin embargo, no deben echar las campanas al vuelo. Como ha ocurrido con la famosa cláusula que impide a los hipotecados beneficiarse de las bajadas de los tipos de interés, los bancos no van a devolver lo cobrado indebidamente por el registrador, el notario, etc. hasta no ser condenados individualmente en firme por el Supremo.

En diciembre de 2015, el Tribunal Supremo dictó sentencia contra BBVA y Popular. Toda cláusula que impusiera al cliente el importe total de los costes de una hipoteca era nula, pues se trata de una serie de gastos que debían ser compartidos: «Son nulas las cláusulas que imponen al consumidor todos los costes derivados de la concertación del contrato como consecuencia de la intervención notarial y registral y el pago de los tributos en los que el sujeto pasivo es el banco», rezaba el fallo.

Un año después, muchos compradores de viviendas —posiblemente animados por la sentencia sobre las cláusulas suelo— han decidido reclamar estas cantidades ‘ocultas’.

Sin embargo, la Asociación Española de Banca (AEB) no lo tiene tan claro: «La sentencia del Supremo de 2015 se refería a un caso concreto. Y por el momento solo se han producido sentencias aisladas a favor de los prestatarios con la devolución de los gastos de formalización. Debe valorarse caso a caso. No se puede generalizar al saldo vivo actual de hipotecas», afirma José Luis Martínez Campuzano, portavoz de la AEB. De ahí que las entidades no vayan a devolver estas cantidades hasta ser condenadas una a uno por el Supremo, como en el caso de las cláusulas suelo.

En cambio, desde la Organización de Consumidores Unidos sostienen que, aunque la sentencia afectaba de forma directa a BBVA y Banco Popular, «todas las entidades bancarias» deben devolver las cantidades, pues «el mismo criterio se puede aplicar a todas las hipotecas» y lo que se juzga es la cláusula abusiva. «De hecho, nosotros ya sabemos que incluso ING ha empezado a devolver el dinero«.

Sin embargo, la mayoría de los bancos no están por la labor de hacer frente a un nuevo agujero económico tras el que pueden crearles las cláusulas suelo. Así, muchas entidades van a escudarse en que la sentencia solo se centra en casos concretos, provocando que el comprador no tenga más remedio que acudir a la justicia para que le devuelvan estas cantidades. Una estrategia que permite ganar tiempo hasta que haya una nueva sentencia general del Supremo que los obligue a hacerlo.

 

Tres gastos básicos a tener en cuenta

Estos gastos derivados —siempre hablando del contrato hipotecario y nunca del de compraventa— serían el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, los gastos de notario y el Registro de la Propiedad. «El consumidor afectado debe pedir al banco la devolución de estas cantidades. Si este se niega, no queda más remedio que acudir a la vía judicial para exigir el reintegro de las cantidades cobradas».

Haciendo un cálculo aproximado, una hipoteca de 150.000 euros con una responsabilidad hipotecaria de 255.000 euros —a un tipo impositivo del 1%— tendría unos costes de 2.550 euros en el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, unos 425 euros por gastos de notario y unos 125 euros del Registro de la Propiedad. Cerca de 3.100 euros que hasta la fecha eran pagados solo por el prestatario. Sin embargo, el Supremo consideraba estas cláusulas como nulas, ya que deberían ser abonadas por el banco.

Fuente: El Confidencial

Tribunal Supremo que anuló las cláusula suelo de un préstamo hipotecarios del BBVA

 

El fallo, invocando la sentencia del Tribunal Supremo que anuló las cláusulas suelo de los préstamos hipotecarios, condena también al BBVA a restituir a la demandante las cantidades que le cobró en virtud del límite de interés de 3,5% anulado.

Un juez de Granollers (Barcelona) ha anulado la cláusula suelo de una hipoteca contratada con el BBVA y ha condenado a la entidad bancaria a devolver los 3.371 euros de gastos notariales e impuestos derivados del préstamo, al entender que debían pagarlos ambas partes de forma «equitativa».

En su sentencia, el juzgado de primera instancia número 6 de Granollers (Barcelona) estima parcialmente la demanda presentada por la titular de la hipoteca y anula la cláusula suelo del contrato hipotecario que la mujer firmó en 2010 con Catalunya Banc, entidad después absorbida por el BBVA.

El fallo, invocando la sentencia del Supremo que anuló las cláusulas suelo de los préstamo hipotecarios, condena también a la entidad a restituir a la demandante las cantidades que le cobró en virtud del límite de interés de 3,5% anulado.

Asimismo, el juez ha estimado la petición de la demandante, de que también se le devolvieran los 3.371 euros correspondientes a los gastos de notario, registro e impuestos de actos jurídicos derivados del préstamo hipotecario.

El magistrado considera que el pago de los gastos de notario y aranceles del Registro de la Propiedad debería haberse pactado de «manera equitativa entre las partes, puesto que la entidad prestamista es la primera interesada en la elevación a escritura pública de los documentos», según explica Efe.

También cree la sentencia que el banco «no queda al margen de los tributos que pudieran devengarse con motivo de la operación mercantil», por lo que considera que debe abonar los impuestos sobre actos jurídicos documentados que le correspondieran.

Fuente: Expansión

Los bancos deberán devolver lo cobrado de más en las cláusulas suelo

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dictaminado este miércoles que los bancos deberán devolver todo el dinero cobrado de más por las cláusulas suelo opacas de las hipotecas desde el inicio de cada contrato hipotecario, no solo desde el 9 de mayo de 2013.

El Tribunal Supremo consideró abusivas estas cláusulas, al entender que los consumidores no habían sido informados de la carga económica y jurídica que se les imponía, pero fijó en la fecha de la sentencia, el 9 de mayo de 2013, la retroactividad máxima para que su nulidad sólo tuviera efectos de cara a futuro.

La justicia europea resuelve así tres asuntos acumulados, que afectan a Cajasur, BBVA y Banco Popular, después de que un juzgado de Granada y la Audiencia Provincial de Alicante, ante quienes se han planteado los casos, preguntaran al TJUE si la nulidad a partir de la fecha que se dictó sentencia es compatible con la normativa comunitaria.

En el caso también estaban personados la Abogacía del Estado, que defendía la sentencia del Supremo y, por tanto, limitar en el tiempo la devolución de las cantidades a los afectados, y la Comisión Europea, cuyos servicios jurídicos consideraban que los bancos debían reintegrar la totalidad de los importes cobrados de más.

El abogado general del TJUE Pablo Mengozzi publicó el pasado 13 de julio sus conclusiones sobre el asunto, que no eran vinculantes pero que el tribunal solía seguir en la mayoría de los casos. En ellas, Mengozzi avaló aplicar una retroactividad limitada en el tiempo.

En opinión del letrado, tal limitación era «compatible» con la directiva europea que regula las cláusulas suelo, que, a su juicio, «no determina las condiciones» en las que un órgano jurisdiccional puede limitar los efectos de las resoluciones.

Por tanto, Mengozzi concluyó que corresponde al ordenamiento jurídico interno precisar las condiciones, siempre que se respeten los principios de equivalencia y de efectividad del derecho comunitario. Así, el abogado general determinó que el Tribunal Supremo puede ponderar la protección a los consumidores con las «repercusiones macroeconómicas asociadas» a la amplitud con que se utilizaron las cláusulas suelo.

Las entidades financieras deberán pagar hasta 7.500 millones de euros a los afectados por estas cláusulas, según un informe del Banco de España elaborado para esta causa que las partes expusieron en la vista oral que se celebró el 26 de abril de este año. No obstante, un estudio de Goldman Sachs limita el coste adicional para la banca a 3.000 millones.

Entre las entidades que han informado sobre el impacto adicional que podría tener una sentencia a favor de la retroactividad total de las devoluciones destaca BBVA, que ha cifrado su coste máximo en 1.200 millones. Por su parte, Caixabank cree que tendría un efecto sobre sus cuentas de 750 millones y Bankia de 101 millones.

Fuente: Cadena Ser

Página 1 de 11

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén