Bufete Alaminos

Más de 30 años de servicio al cliente en defensa de sus intereses

Categoría: Participaciones Preferentes Página 1 de 5

Bankia condenada a devolver 36.000 euros a una anciana con Alzheimer por las preferentes

  • La mujer adquirió participaciones preferentes en 2009 sin la debida información.
  • El juez ordena a la entidad a devolver la cantidad que invirtió la mujer, más los intereses legales desde la fecha de suscripción hasta su pago.
  • «La técnica de contratación fue totalmente inadecuada», dice la sentencia.

 

El Juzgado de Primera Instancia número 51 de Madrid ha condenado a Bankia a devolver a una anciana con Alzheimer 36.000 euros por adquirir preferentes sin la debida información.

El juez estima una demanda tramitada contra Bankia. La resolución declara nulo el contrato de suscripción de participaciones preferentes, suscrito entre las partes el 7 de julio de 2009. Así, ordena a la entidad bancaria a devolver la cantidad que invirtió la mujer, más los intereses legales desde la fecha de suscripción hasta su completo pago.

El juez considera que existió error en la firma y, por lo tanto, faltó el consentimiento sobre los elementos esenciales. «Debe existir una información previa al contrato, relevante, veraz y suficiente sobre las características esenciales y en particular sobre las características jurídicas y económicas», subraya.

Además, destaca el magistrado que la información debe ser «comprensible» adaptada a las circunstancias. «El eje básico de los contratos, cualesquiera que sean sus partes, es el consentimiento de las mismas sobre su esencia, que no debe ser prestado, para surtir eficacia, de forma errónea», señala.

Por otro lado, señala que «se da la circunstancia de que la actora tenía casi 80 años cuando contrata el producto, existiendo un informe pericial, ratificado por su autor en el plenario, en el que se señala que, dado el trastorno cognitivo que presentaba en 2011, y que el referido trastorno requiere un tiempo de evolución, es más que plausible que en el momento de la suscripción del producto la paciente ya presentara signos de deterioro».

Y reprocha que «la técnica de contratación fue totalmente inadecuada, sin tiempo material suficiente para comprender el alcance de la operación que se suscribía, por cuanto el cliente no tenía posibilidad de examinar la documentación de forma pausada y previa a la contratación».

En este caso, la información no consta en el contrato suscrito sino en veinte folios adicionales que se pretende fueron leídos por la demandante el mismo día de la firma del contrato. Tampoco constan las firmas del demandante en todos y cada uno de los folios que se aportan, sino tan solo en cada última página de cada bloque documental».

Fuente: 20minutos

Preferentes de Bankia ilegales pero con demandas individuales

Los inversores deberán presentar demandas individuales para recuperar el dinero.

El juez de lo mercantil número 5 de Madrid, Teodoro Ladrón, ha declarado nulas, por abusivas, seis cláusulas introducidas por Caja Madrid (hoy Bankia) en los contratos de suscripción de participaciones preferentes, aunque no ha estimado la pretensión de devolver el dinero a los inversores minoristas al haber presentado una demanda colectiva en vez de demandas individuales de nulidad de sus contratos.

El fallo se ha producido más de tres años después y 3.057 personas que se adhirieron presentaran una demanda contra Caja Madrid por la comercialización de participaciones preferentes a clientes con perfil minorista.

En una sentencia conocida este martes, contra la que cabe recurrir ante la Audiencia Provincial de Madrid, el Juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid no ha estimado la pretensión de devolución a los 3.057 demandantes las cantidades invertidas en la adquisición de las participaciones preferentes Caja Madrid 2009 (serie II), pero ha declarado nulas seis condiciones generales de la contratación de tres contratos mediante los que se instrumentó la compra de las preferentes: el contrato de orden de compra/suscripción/canje de valores; el contrato de depósito o administración de valores y el contrato de información de las condiciones de prestación de servicios de inversión. La sentencia condena a Caja Madrid Finance Preferred y a Bankia a eliminarlas y a cesar en su utilización.

RREGULARIDADES

La sentencia pone de manifiesto irregularidades cometidas en el proceso de comercialización de las participaciones preferentes de Caja Madrid y destaca que las consecuencias de tales irregularidades, derivadas de informaciones y prácticas inadecuadas, han de hacerse valer no a través del planteamiento general y abstracto de una acción colectiva -que es la que se ha ejercitado-, sino por el planteamiento concreto de una acción individual de nulidad de los contratos por error en el consentimiento.

El magistrado indica que esto se debe a que, si bien con el planteamiento individual de la acción de nulidad por error en el consentimiento puede preguntarse a un consumidor minorista si pensó que contrataba participaciones preferentes o un depósito a plazo -y resultar nulo el contrato por acreditarse que pensó erróneamente que contrataba un depósito a plazo, obteniéndose por la nulidad la restitución de lo invertido-, con el planteamiento abstracto propio de la acción colectiva no se puede obtener la nulidad del contrato de orden de compra/suscripción/canje de valores y la restitución de lo invertido.

La sentencia sostiene que en una acción colectiva como la ejercitada el juez, necesaria y legalmente, va a negar la nulidad de los contratos porque la característica de perpetuidad de las participaciones preferentes viene dada por la ley.

En el caso de las participaciones preferentes Caja Madrid 2009 (Serie II) “resulta más complicado obtener una nulidad total del contrato que permita una recuperación de lo invertido porque en el razonamiento abstracto de la acción colectiva el juez ha de partir necesariamente de que las participaciones preferentes son valores negociables representados por anotaciones en cuenta y pueden subsistir como derechos por la sola inscripción en un registro contable, que es la que los hace nacer. De tal manera que no son derechos que nacen de un contrato sino derechos nacidos con la inscripción en un registro contable que pueden o no pasar a un contrato».

«Si no pasan a un contrato», razona, «introducen dos serias limitaciones para la declaración de nulidad total del documento de adquisición de participaciones preferentes que permitiría recuperar la inversión». La primera es que «el juez aprecia la abusividad de una condición general de la contratación cuando pasa a un contrato y los derechos que conceden los valores negociables representados por anotaciones en cuenta no tienen que pasar a un contrato para existir». La segunda es que «el juez aprecia la abusividad de una condición general por el desequilibrio entre precio y prestación (artículo 3.1 de la Directiva 13/93), y las prestaciones más importantes para el inversor minorista que conceden las participaciones preferentes Caja Madrid 2009 (Serie II) no han pasado a ningún contrato”.

Según la sentencia, esto motiva que no se pueda declarar la nulidad completa del único contrato que podría permitir a los inversores minoristas recuperar su inversión:  el contrato de orden de compra /suscripción/ canje de valores «que, por lo demás, es un contrato absolutamente estándar y generalizado para la compra de cualquier valor».

El juez deja abierta la posibilidad de que los inversores minoristas obtengan la restitución de lo invertido ejercitando las acciones individuales de nulidad del contrato por error en el consentimiento, posibilidad que existía desde que el Juzgado declaró su falta de competencia objetiva para conocer de la misma.

Fuente: El Español

Banco Popular multado por la CNMV por mala praxis en sus productos financieros

Banco-Popular-disposicion-autonomos-Galicia_EDIIMA20140226_0920_18[1]

El Banco Popular multado con un millón de euros por Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) por cometer una infracción «muy grave» en relación a la comercialización a clientes de determinados productos financieros (principalmente, convertibles y preferentes) entre enero de 2009 y noviembre de 2011.

En concreto, la sanción se produce por la ‘mala praxis’ en la venta de productos como preferentes o estructurados, al incumplir con el deber de informa adecuadamente al cliente sobre los riesgos de estos productos. La infración está relacionada con el artículo 79 bis y 99  de la Ley del Mercado de Valores.

Entre otras cosas, la normativa señala que «las entidades que presten servicios de inversión deberán mantener, en todo momento, adecuadamente informados a sus clientes  (…)Toda información dirigida a los clientes, incluida la de carácter publicitario, deberá ser imparcial, clara y no engañosa. Las comunicaciones publicitarias deberán ser identificables con claridad como tales».

«La Resolución que impone la sanción indicada en la presente publicación, únicamente es firme en vía administrativa, sin perjuicio de las potestades de revisión jurisdiccional que corresponden a la Sala de lo Contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional, competente para conocer de los recursos que en su caso se hayan interpuesto o pudieran interponerse», dijo la presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez.

Según datos de ‘Cinco Días’, Popular estaba en el punto de mira del supervisor por sus emisiones de bonos convertibles por acciones de 2009, cuyo precio de canje fijo en 2015 era superior 17 euros cuando la cotización estaba en tres. Las cuantiosas minusvalías que registraban sus tenedores llevó al banco a emitir nuevos bonos en 2012 para sustituir a los anteriores.

Fuente: El Español

Bankinter condenado a indemnizar a un promotor inmobiliario que invirtió en preferentes

Bankinter

La Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado a Bankinter a abonar 137.000 euros a un promotor inmobiliario que en 2007 invirtió 150.000 euros en participaciones preferentes del banco islandés Kaupthing Bank, que un año después quebró.

kaupthing bank

De esta forma, el tribunal de apelación revoca la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Laredo, que rechazó la demanda del promotor de que le fuera devuelto el capital invertido descontando los rendimientos percibidos.

Entre los argumentos para rechazar la reclamación, la juez de instancia apunta al perfil del promotor, que no era una persona ajena al sector financiero, había suscrito previamente un contrato de preferentes por valor de 300.000 euros en otra entidad bancaria y, además, se dirigió al banco del cual no era cliente para interesarse por el producto.

Sin embargo, la Audiencia considera que el Bankinter «no informó adecuadamente» del riesgo real que entrañaban las preferentes ya que «no existe ningún documento que permita atisbar que se le diera cualquier información -adecuada o no- respecto de las participaciones preferentes que finalmente adquirió».

Además, rechaza el tribunal que el perfil del promotor responda al de un experto en preferentes: «Una cosa es que con ocasión de la promoción inmobiliaria, y en general con cualquier actividad empresarial, se realicen operaciones financieras, y otra muy diferente es que por ello se conozcan y comprendan correctamente productos complejos, es decir, que se tenga un conocimiento experto y especializado en este tipo de productos», señala la sentencia.

«Como quiera que la información que se facilitó, si es que se facilitó alguna, fue notoriamente insuficiente para que un inversor minorista pudiera captar la realidad de lo que estaba contratando, y este inversor carecía del conocimiento suficiente y necesario para tal contratación, no cabe sino concluir que el consentimiento prestado (…) estaba viciado por un error determinante de la invalidez del negocio», concluye el tribunal.

Fuente: Eldiario.es

Catalunya Banc condenada por primera vez por el Tribunal Supremo

CatalunyaCaixa

  • La entidad deberá devolver 122.647 euros a dos clientes de la entidad.
  • El Alto Tribunal atribuye a la entidad incumplimiento del deber de información sobre los productos financieros complejos.
  • Es la primera sentencia que dicta el Supremo en relación a las preferentes de Catalunya Banc.

Catalunya Banc ha sido condenada por La Sala Civil del Tribunal Supremo a devolver 122.647 euros a dos clientes de la entidad que contaban con participaciones preferentes, deduda subordinada y depósitos estructurados por incunplimiento del deber de información sobre los productos financieros complejos que marcaba la directiva comunitaria Mifid y la legislación anterior. Esta es la primera sentencia que dicta el Supremo en relación a las preferentes de Catalunya Banc.

El Alto Tribunal ha anulado con esta sentencia la dictada por la misma causa por la Audiencia de Zaragoza, que dio la razón al banco. Y al mismo tiempo ha confirmado la dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Zaragoza, que estimaba la de los dos clientes.

El Supremo ha destacado en su escrito que la información facilitada por Caixa Catalunya a los denunciantes ni «puede calificarse como suficiente» ni «se ajusta a los parámetros exigidos por la normativa que entonces estaba vigente».

En la sentencia, el Alto Tribunal añade que «las empresas de inversión deberían actuar en el ejercicio de sus actividades con imparcialidad y buena fe, sin anteponer los intereses propios a los de sus clientes, en beneficio de estos y del buen funcionamiento del mercado, realizando sus operaciones con cuidado y diligencia, según las estrictas instrucciones de sus clientes, solicitando de sus clientes información sobre su situación financiera, experiencia inversora y objetivos de inversión».

Fuente: 20minutos.es

Audiencia de Murcia anula un contrato de preferentes porque ni los jueces lo entienden

NovaGalicia Banco Preferentes

La Audiencia Provincial de Murcia confirma una sentencia de un Juzgado de Primera Instancia que anuló un contrato de participaciones preferentes porque sus cláusulas eran tan enrevesadas que hasta el propio tribunal dudó sobre su naturaleza, las garantías y los riesgos de la operación.

La sentencia desestima así el recurso que la entidad NCG Banco, antigua Caixa Galicia, presentó contra la resolución de un Juzgado de Primera Instancia de Cartagena que, en octubre de 2014 declaró la nulidad del contrato de participaciones preferentes y, así mismo, el de canje de las mismas por acciones del banco.

Igualmente, condenó a la entidad recurrente a pagar al comprador de las mismas la cantidad de 12.000 euros, junto con los intereses legales desde la fecha del contrato de compraventa.

«Este tribunal -dice la Audiencia de Murcia-, con una evidente mayor experiencia en el examen e interpretación de contratos que el demandante en ese pleito, después de examinar los documentos aportados sobre las participaciones preferentes y la situación de la emisora, tiene dudas sobre qué se contrata, sus naturaleza, garantías y riesgos».

La sala comenta igualmente que «no es admisible pretender imputar al recurrido las consecuencias de la omisión de información veraz, objetiva, comprensible, adecuada y completa que Caixa Galicia debió facilitarle, siendo la entidad financiera la única responsable de no haberlo hecho, pues a ella incumbía esa obligación».

Y concluye que, «al incumplirla, generó el error en el cliente, que confió en lo que le ofrecía su banco».

Fuente: lacronicadelpajarito.es

Ranking: Productos Tóxicos Financieros 2015

Nuestro mejor regalo para estas navidades es vuestro éxito y nuestra mayor motivación, vuestra confianza. Por ello en Bufete Alaminos hemos realizado un ranking de los productos tóxicos financieros del 2015. Una pequeña guía para que tengáis cuidado con estos productos engañosos de los que podéis ser afectados.

Bufete Alaminos especializado en la ayuda al ciudadano donde nuestros números hablan por si solos contra las reclamaciones bancarias. Cada día surgen nuevos denunciantes con gran porcentaje de ganar y recuperar su dinero. Todo gracias a la confianza que depositáis cada día en nosotros.

A continuación pasamos a detallar el Ranking de productos tóxicos financieros del 2015.

Es una condición que el banco puede incluir a la hora de firmar una hipoteca. Establece un tipo mínimo a pagar, aunque el tipo al que va referenciado el préstamo esté por debajo.

La cláusula suelo afecta a 3,3 millones de personas (4 millones si tenemos en cuenta a los clientes a los que dejaron de aplicársela tras la sentencia del Tribunal Supremo del 9 de mayo de 2013).

Los afectados pueden solicitar la nulidad de la cláusula y el resarcimiento total de los intereses cobrados indebidamente por las entidades.

  • IRPH (Índices de Referencia de Préstamos Hipotecarios)

En el año 2009 la Unión Europea ordenó la desaparición definitiva de los índices IRPH por ser susceptibles de manipulación. A esto hay que sumarle que no se ofreció la posibilidad de elegir entre el IRPH y el Euribor, motivo por el cual los jueces están empezando a dictar sentencias por falta de transparencia en la contratación.

Los afectados pueden solicitar la nulidad de la cláusula que establece la referencia al índice IRPH por falta de transparencia en la contratación y solicitar su sustitución por otro índice como puede ser el Euribor más el diferencial pactado y, con arreglo a la nulidad de la cláusula, la devolución por parte de la entidad de los intereses pagados de más desde el inicio del contrato.

Desde que se descubrió que Bankia necesitaba 23.000 millones de euros han pasado ya casi tres años. En diciembre de 2014 unos peritos del Banco de España determinaron que no solo las cuentas de la entidad en el momento de la OPV no reflejaban la imagen fiel sino que tampoco el folleto reflejaba esta imagen fiel. Sobre esta base se sustenta la reclamación judicial para poder recuperar las cantidades invertidas y que se perdieron casi en su totalidad.

Desde el año 2013, prácticamente todas las sentencias han permitido a los afectados recuperar la totalidad de su inversión incluidos los intereses y, condenando en costas a la parte demandada.

Las participaciones preferentes son productos calificados como instrumentos financieros complejos y arriesgados por la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores), mientras que bancos y cajas lo han comercializado como un depósito seguro y muy rentable, con el que se abona un cupón anual de intereses y normalmente el cliente podía reintegrarlo cuando quisiera.

Cuando en realidad el titular de preferentes es un acreedor subordinado de la emisora que mejora con el importe invertido sus ratios de solvencia, al computar como fondos propios de la entidad. De este modo en caso de crisis el dinero invertido se destina a enjugar pérdidas de la emisora. Por ello, presenta el riesgo de capital, pues no está garantizado, de rentabilidad, pues el cupón solo se abona si hay beneficios anuales, el riesgo de insolvencia del emisor, pues el titular se coloca en último lugar de los acreedores solo por delante de los accionistas. El contrato no tiene vencimiento sino que es perpetuo, salvo amortización anticipada del emisor.

Además el cliente debía tener el perfil adecuado, y recibir toda la información exigible (folleto de emisión) y la orden de compra debía ser clara en cuanto a su alcance y riesgos.

Los afectados pueden reclamar la nulidad del contrato por vicio de consentimiento o la resolución por incumplimiento de obligaciones, con reintegración de la inversión y sus intereses.

Los Swaps son un producto ofrecido en masa como una especie de seguro para cubrirse frente a subidas del Euribor o de otros índices como el IPC.

Cuando en realidad se trata de un derivado financiero, un instrumento complejo y arriesgado, no adecuado a personas o entidades sin los conocimientos y experiencia para comprenderlos.

Los afectados pueden solicitar la nulidad del contrato por vicio de consentimiento por déficit informativo en la fase previa a su contratación.

  • Bonos Convertibles del Banco Popular

La Entidad mercantil Banco Popular SA emitió, en el año 2009, 700 millones de euros en bonos con una remuneración (7%).

Este producto, aparentemente sencillo y comercializado como renta fija, era en realidad un producto estructurado complejo que incluye derivados implícitos que los hacen apropiados sólo para expertos inversores financieros, no para ahorradores.

Casi desde el primer momento de la emisión, los bonos han ido perdiendo valor en caída libre y en la fecha de conversión en acciones habrán tenido una disminución de valor de aproximadamente el 80% de su valor inicial, teniendo sus tenedores que pagar un precio por acción de 17,88 euros cuando el valor actual de las acciones es de 3,36 euros.

  • Hipoteca Mutidivisas

El Tribunal Supremo ya se ha pronunciado al respecto y considera un instrumento derivado las Hipotecas Multidivisas para las cuales había que haber realizado el test de normas MiFID.

Si ya de por si los contratos de hipotecas multidivisas son farragosos con esta decisión del Supremo se abre la puerta a reconvertir estos préstamos en préstamos hipotecarios normales, sin los grandes riesgos asumidos sin tener un conocimiento real de lo que se estaba firmando.

Si eres un afectado por Hipoteca Multidivisas vas a poder reclamar que te cambien el contrato y que te devuelvan el sobrecoste que te ha supuesto este aparentemente buen producto hipotecario que esconde un peligroso derivado financiero.

Bankia devuelve participaciones preferentes por valor de 100.000 euros

articulos-296452[1]

Bankia devuelve participaciones preferentes al considerar la Audiencia Provincial de Castelló que el cliente no recibió la información necesaria para conocer el riesgo del producto y obliga a la entidad a que le reintegre el importe de las participaciones

La Justicia sigue firme en su jurisprudencia con respecto a las preferentes y, de nuevo, ha condenado a Bankia a devolver a un cliente el importe de las participaciones. Tal como se detalla en la sentencia facilitada ayer por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), la sección tercera de la Audiencia Provincial de Castelló ha confirmado el fallo del juzgado de Primera Instancia número 2 de Nules que condena a Bankia SA a devolver un total de 100.000 euros a un cliente que suscribió un depósito de 1.000 títulos de participaciones preferentes de Caja Madrid.

Como en casos anteriores, la sala considera que el cliente no recibió suficiente información sobre el producto, por lo que el contrato se declara nulo. En concreto, dicha sentencia declara nula una orden de suscripción que tenía por objeto las adquisición de 1.000 títulos de «Participaciones Preferentes Caja Madrid 2009» y del depósito de los valores del contrato de depósito. Además, condena a la entidad a reintegrar los intereses legales devengados desde que se puso la suma a disposición de la entidad financiera y minorados por las rentas percibidas, y obliga a la entidad a asumir la titularidad de los títulos o de las acciones derivadas del canje forzoso que se hubiera efectuado.

La Audiencia da la razón a la juez de Primera Instancia y destaca que, por los términos en que fue informado del producto el demandante, no resulta que se le hiciera ver debidamente los riesgos de pérdida de la inversión que asumía y, con ello, su verdadera naturaleza, con la consiguiente «equivocada representación de la realidad» en que consiste el error. Asimismo, la sala apunta que era «exigible» de la entidad bancaria una completa y detallada información por tratarse de un producto «complejo, confuso y de difícil comprensión».

En la sentencia se hace referencia al artículo 79 de la Ley de Mercado de Valores que establece que las entidades que presten servicios de inversión deberán mantener adecuadamente informados a sus clientes, ofrecerles una información «imparcial, clara y no engañosa», así como proporcionarla de manera «comprensible» para que los inversores puedan tomar decisiones con «conocimiento de causa». Asimismo, la misma ley recoge la obligatoriedad de las entidades bancarias de asegurarse en todo momento de que los clientes disponen de la información necesaria sobre el producto bancario, y hace hincapié en que se tiene que advertir del riesgo de este tipo de inversiones.

La Audiencia ha estimado un recurso de apelación contra dicha sentencia, la cual revoca sólo en el sentido de que la minoración que determina comprenderá, además de los rendimientos, los intereses legales devengados por los mismos desde la fecha de su percepción, y mantiene el resto de los pronunciamientos.

Fuente: levante-emv.com

Bankia colocó preferentes a un enfermo de esclerosis múltiple con atrofia cerebral

bankia116.000 euros

El juzgado nº 54 de Barcelona ha declarado nula la colocación de acciones preferentes de Bankia a un matrimonio formado por un ama de casa y un ajustador mecánico para moldes de inyección. Además, él estaba enfermo de esclerosis múltiple con atrofia cerebral y falleció en 2013.

 

En 2005 dejó de trabajar debido a su enfermedad y vendió el pequeño negocio familiar. Sus ahorros siempre habían estado en depósitos, libretas y acciones de Endesa y decidió invertir sus ahorros en preferentes de Bankia: 131.600€

El juez duda de la capacidad del marido para entender el producto que adquiría debido a su enfermedad. Pero considera claro que el matrimonio no cumplía el perfil para adquirir un producto complejo. «No se informó que se trataba de un producto híbrido, de naturaleza perpetua, que sólo cotizaba en el mercado secundario, que aunque formaba parte del capital no gozaba de derecho políticos, ni del elevado riesgo», señala la sentencia.

El fallo considera que no se ofreció al matrimonio información «clara, comprensible y completa» ni en la fecha de adquisición de las preferentes (julio de 2009) ni posteriormente. Añade que ya a principios de 2009 las agencias de calificación empezaron a advertir sobre la situación de Bankia y que ya se había producido la quiebra de Lehman Brothers y de AIG. «Se abusó de la confianza colocando un producto claramente inadecuado para unas personas de perfil conservador en una situación personal muy delicada».

El fallo también afea que Bankia tampoco cumpliera con las exigencias formales requeridas por la normativa MiFID. El test de conveniencia estaba prerredactado y ni siquiera estaba firmado por la mujer. Curiosamente sí firman un documento aparte, de redacción compleja, en el que manifiestan conocer los riesgos, claramente contradictorio con la información verbalizada. El propio comercial de Bankia reconoció en el juicio que les colocaron las preferentes como un producto «rentable, seguro y con liquidez y disponibilidad rápida, en 5 días».

El argumentario de venta –reconoce el empleado en el juicio- era el que llegaba de la central de ventas de Bankia, que ni informaba de los riesgos ni de la verdadera naturaleza del producto. De hecho el mismo comercial reconoció haber adquirido preferentes de Bankia para sí mismo y que de haber conocido los riesgos ni lo hubiera hecho ni las hubiera recomendado.

No obstante, el testigo reconoce que la finalidad de las preferentes era fortalecer los recursos propios de la entidad «información que no se facilitó a los clientes», añade la sentencia. «Los propios comerciales no tenían ni la formación ni la cualificación necesaria para comercializar un producto complejo y especulativo sólo apto para clientes muy agresivos; obviamente no era el caso de los clientes».

«Estamos ante clientes normales que suelen destinar sus ahorros a operaciones seguras, sin riesgo de capital, que puedan producir una rentabilidad, que confían en la entidad y que se dejan asesorar por sus profesionales», concluye el juez, quien afea que los profesionales no correspondieran a la confianza depositada. El juez también considera «abusiva» una cláusula que exoneraba de responsabilidad a la entidad. «Da la sensación de que estaba todo preparado para la gran huida hacia delante: convertir los depósitos en capital mediante test prerredactados y con el seguro de una cláusula que exonerara de responsabilidad».

El juez considera que hubo vicio en el consentimiento y que por lo tanto la colocación es nula. Condena a Bankia a devolver el dinero invertido más el interés legal del dinero. «Afortunadamente este tipo de malas praxis tienen las patas muy cortas y cuentan siempre con el reproche judicial».

Fuente: elderecho.com

CatalunyaCaixa rechaza más de 3900 arbitrajes de preferentes

CatalunyaCaixa

Los compradores de las preferentes de CatalunyaCaixa se ven obligados a acudir a los juzgados para reclamar sus derechos

La Agencia Catalana del Consumo remitió el pasado mes de diciembre un requerimiento a CatalunyaCaixa, antigua caja de ahorros de la Diputació, para conocer el motivo por el que la entidad ha rechazado 3.919 arbitrajes por la venta de participaciones preferentes y deuda subordinada que la entonces caja de ahorros colocó entre sus clientes. Al haberse negado esa mediación de la Generalitat, los clientes tendrán que acudir a los juzgados para recuperar su inversión, asumiendo el coste del proceso y una espera más prolongada para recuperar sus ahorros.
Consumo quiere conocer el motivo de la no aceptación y reclama el expediente para poder analizar si esa negativa escapa a los motivos de rechazo que validó el Gobierno. “Nosotros establecimos los requisitos y la cantidad de preferentes contratadas por el cliente no figura entre ellos”, apostilla Alfons Conesa, director de la agencia, quien anunció que la inspección del ente ya está trabajando en el asunto. “Queremos asegurarnos de que no se excluyen a clientes que no tenían por qué contratar esos productos híbridos”, ya que no contaban con la experiencia financiera suficiente para entenderlos. Si la agencia descubre que CatalunyaCaixa está actuando al margen de la norma, podrá abrir un expediente sancionador contra la entidad financiera que, además de devolver el dinero de la inversión, debería asumir indemnizaciones por daños y perjuicios y una multa de la Generalitat.

“Estamos siendo muy escrupulosos”, asegura una portavoz de la antigua caja de ahorros, en proceso de integración en BBVA tras pasar por las manos del Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB) y recibir una inyección de 11.839 millones de recursos públicos. Según el balance de la Generalitat del pasado mes de julio, hasta entonces esta había recibido 52.913 reclamaciones. La portavoz asegura que la entidad ha ido a arbitraje en más de 40.000 casos, asumiendo que el 99,7% de los casos eran favorables a los clientes. Hasta julio, el banco habría tenido que devolver por esa vía 282 millones de euros a los clientes.

La crisis de las preferentes de CatalunyaCaixa está continuando en los tribunales. Mercè Serrano, letrada del Col·lectiu Ronda que lleva casos de clientes de la entidad, denuncia que muchas peticiones se han rechazado por el simple criterio de la cuantía contratada. “Por encima de los 10.000 euros, CatalunyaCaixa no se ha sometido al procedimiento arbitral”, explica. Y, en su opinión, aunque los tribunales están dictando sentencias favorables a las personas que contrataron esos productos financieros, el banco está optando por presentar recursos de apelación e, incluso, elevando sus escritos de oposición hasta el Tribunal Supremo. En adición, la prolongación del procedimiento judicial provoca que algunos clientes tiren la toalla.

Fuente: catalunyapress.cat

Página 1 de 5

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén