Más de 30 años de servicio al cliente en defensa de sus intereses

Etiqueta: BBVA Página 1 de 2

La banca se resiste a pagar a los clientes que deciden reclamar las cláusulas suelo

  • Caixabank y Sabadell rechazan una de cada dos reclamaciones por cláusulas suelo
  • Banco Popular ha abonado 200 millones por las reclamaciones de cláusulas suelo del mecanismo extrajudicial pero no concreta qué supone respecto a lo reclamado
  • Bankia y BMN –bancos participados por el Estado– han sido las únicas entidades que han decidido devolver todas las cláusulas reclamadas
  • BBVA ha rehusado por el momento a dar cifras sobre este procedimiento de reclamaciones

El Gobierno aprobó en enero  un mecanismo extrajudicial para las cláusulas suelo con el que buscaba desatascar los juzgados de casos tras  la sentencia europea que respaldaba que se pagara todo lo cobrado de más por estas cláusulas cuando fueran consideradas abusivas. A pesar de este procedimiento, los bancos que han dado datos sobre la gestión de sus reclamaciones están rechazando casi la mitad de las recibidas.  Caixabank ha dicho que no a un 48% de las reclamaciones que le han presentado mientras que Sabadell ha respondido negativamente a un 45% de ellas. Las entidades alegan que las cláusulas suelo habían sido comercializadas con transparencia para rechazar las reclamaciones.

En cifras, Caixabank ha devuelto  210 millones de euros en cláusulas suelo a 47.000 clientes mientras que el importe abonado por Sabadell asciende a los 95 millones de euros.

Por su parte, el consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez, cifró en 200 millones de euros las devoluciones realizadas por Banco Popular. En su día, Popular provisionó 534 millones de euros para hacer frente a estas reclamaciones ante un riesgo potencial de 600 millones de euros.  Esta es otra de las entidades que contaban con más cláusulas suelo dentro de sus hipotecas. Tras ser intervenida en junio por la Junta de Resolución Única y vendida al Banco Santander por un euro ha pasado a este grupo que está en proceso de integrarla. Santander siempre ha dicho que no tiene claúsulas suelo en sus hipotecas.

BBVA ha rehusado por el momento a dar cifras sobre este procedimiento de reclamaciones. El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, en la presentación de resultados del tercer trimestre únicamente ha dicho que «la evolución en las reclamaciones es en línea con lo que habíamos previsto, tanto lo que es el flujo como las previsiones y demás» asegurando que la están gestionando en un procedimiento «muy ágil» y que darán información «en las fechas previstas», aunque el banco no especifica cuáles son estas.

El caso de BBVA es paradigmático porque  la sentencia del Tribunal Supremo que respaldó que había cláusulas suelo abusivas por falta de información, pero que marcaba la fecha de devolución solo desde la fecha de la sentencia, era por una hipoteca de este banco. Tras la sentencia europea de diciembre de 2015, el alto tribunal adaptó su resolución y  le dijo a BBVA que tenía que devolver lo cobrado de más desde el momento en que entraba en vigor la cláusula y no solo desde 2013.

A pesar de las sentencias que han considerado abusivas cláusula suelos por la falta de información a la hora de incluirlas en los contratos, la tendencia general de la banca ha sido negacionista asegurando que ellos habían informado correctamente a sus clientes. El decreto otorgaba a las entidades un plazo de tres meses para contestar, por lo que un gran número de reclamaciones que fueron metidas a comienzos de la puesta en marcha del mecanismo ya están contestadas.

Únicamente Bankia y BMN aseguraron que ponían en marcha una fórmula express para devolver a todos sus clientes lo cobrado de más por estas cláusulas suelos incluidas en sus hipotecas. Bankia, participada por el Estado en un 65%, estimaba cuando dio a conocer esta práctica  que hay 60.000 clientes que podrán acogerse y que con esta medida se ahorrarán unos 100 millones de gastos judiciales. 

Bankia en un balance hecho el 26 de mayo señalaba que había abonado casi 170 millones de euros a 34.000 clientes en concepto de devolución de cláusulas suelo en menos de cuatro meses. Mientras que  BMN habría devuelto 34 millones de euros en este concepto hasta agosto.

Judicialización de los casos

El decreto del Ejecutivo para implantar este mecanismo de devolución de cláusulas suelo incluía la creación de una Comisión de Seguimiento. El Gobierno no aprobó la creación de seguimiento hasta finales de mayo y esta no se reunió hasta finales abonado de julio. En esta reunión, la comisión  decidió cómo y qué información pedir a los bancos para elaborar sus informes. El órgano estableció que el primer envío de datos sea a cierre de septiembre y estableció que la fecha límite fuera el 9 de noviembre.

El rechazo de estas reclamaciones conllevará a la judicialización de muchas de estas reclamaciones, según aseguran asociaciones de consumidores y despachos de abogados. Aunque también alertan de que el rechazo de las reclamaciones lleva a que muchos consumidores piensen que ya han agotado sus vías y recuerdan que aunque la respuesta de la banca sea negativa, se puede acudir a los tribunales. A esto se suma que se han creado juzgados especializados para los casos relativos a hipotecas, que  muchas voces critican porque se han colapsado y se ralentizan los tiempos de resolución de casos.

Por su parte, el PSOE en una proposición no de ley presentada en el Congreso advierten de que muchos bancos  están rechazando las solicitudes de devolución de aquellos clientes afectados por las cláusulas suelos que en algún momento registraron un cambio en las condiciones de su hipoteca. «La mayoría de las entidades están rechazando las solicitudes de quienes realizaron una modificación en el capital o el plazo, o una subrogación (traspaso del crédito a otro banco), al considerar que esa persona estaba perfectamente informada de la limitación de los intereses» al renegociar su hipoteca, explican en su iniciativa en la que piden al Gobierno que informe sobre el número de devoluciones que se han producido y de qué entidades se niegan a devolverlas.

Fuente: eldiario.es

BBVA reta a los clientes a ir a los tribunales al rechazar devolver los gastos hipotecarios

BBVA se ha cerrado en banda contra las miles de reclamaciones presentadas por sus clientes por los gastos hipotecarios, la nueva batalla entre la banca y los consumidores por una factura que ronda los 20.000 millones de euros. La entidad presidida por Francisco González ha empezado a responder a las quejas de sus hipotecados con una dura carta en la que asegura que “en ningún caso la declaración judicial de nulidad” dictada por el Tribunal Supremo “supone que el banco tenga que asumir de manera automática tales gastos”.

En uno de los documentos al que ha tenido acceso El Confidencial, BBVA explica que el préstamo hipotecario ya incluía una cláusula que regulaba los gastos y que la citada acotación no ha sido declarada nula por el Tribunal Supremo. Sin embargo, en diciembre de 2015, el alto tribunal calificó como cláusula abusiva en la que la entidad financiera imponía al prestatario el pago de todos los gastos, tributos y comisiones derivados del préstamo. En concreto, los actos jurídicos documentados, la minuta del notario, los derechos de registro, los honorarios de tramitación y la parte correspondiente del IVA. Recientemente, el banco ha sufrido también varias condenas en contra por parte de tribunales de justicia, como el del número 6 de Granollers.

En la misiva al cliente, BBVA sostiene que “no podrán corresponder nunca a la entidad los gastos de la compraventa, gestoría o tasación, en tanto se trata de relaciones jurídicas ajenas al banco”. Además, añade que “los gastos de las copias emitidas por el notario para usted y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados” corresponden al cliente, según cita el banco en referencia a dictámenes del Tribunal Constitucional y la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo.

Pero ¿de cuándo datan esas sentencias con las que BBVA defiende su argumento? Exactamente del 19 de noviembre de 2001 y del 20 de junio de 2006 en el caso del Tribunal Supremo y de un auto del 18 de enero de 2005 en el caso del Constitucional. En ningún momento hace referencia a la más reciente, la de diciembre de 2015 del Tribunal Supremo, ni a las más actuales de los juzgados ordinarios.

Así las cosas, BBVA reta a sus clientes a que acudan a los tribunales de justicia ya que son los “únicos competentes para pronunciarse sobre el carácter abusivo de una cláusula, la existencia de cualquier eventual vicio en el consentimiento prestado, o bien, la declaración de nulidad de un contrato o de algunas de sus cláusulas”. Más aún, le informa de que no se lo pondrá fácil al indicarle que si quiere obtener la escritura notarial del préstamo hipotecario, el usuario tendrá que solicitarla directamente al notario, haciéndose cargo de los gastos correspondientes, ya que el banco no tiene previsto entregársela si se la requiere.

La entidad aconseja a los afectados no acudir al Banco de España porque la autoridad financiera no es competente para valorar estas reclamaciones

BBVA invita a los afectados a acudir al Departamento de conducta de Mercado y Reclamaciones del Banco de España, rellenando un formulario de quejas disponible en la web del organismo regulador o en las oficinas del banco, puesto que, pese al esfuerzo digital del que se congratula Francisco González, esta gestión no se puede hacer desde la página corporativa de Internet.

No obstante, la entidad advierte que el Banco de España no podrá “pronunciarse sobre el carácter abusivo de la cláusula” o cualquier potencial irregularidad contractual en el servicio. Una forma de ahuyentar la tentación del usuario de poner una reclamación ante la autoridad bancaria competente para que, en el informe anual sobre denuncias que hace la institución del Estado, BBVA no aparezca en el ‘ranking’ sobre reputación como una de las entidades con más reclamaciones. “Este servicio [en relación al Banco de España] no será competente para valorar, decidir, ni pronunciarse sobre los posibles daños y perjuicios que se hayan podido ocasionar a los clientes y usuarios de servicios financieros. Dichas cuestiones deberán ser planteadas… en los tribunales de justicia”, sentencia.

Un buzón lleno de quejas

En 2016, BBVA recibió 25.562 reclamaciones en su Servicio de Atención al Cliente, 7.900 más que en el ejercicio anterior, lo que supone un crecimiento del 44,85%. De cada tres quejas, una fue favorable al consumidor y dos para el banco. Por su parte, el servicio de Defensa del Cliente gestionó 1.501 expedientes, un 55,54% más, de los que ninguno fue resuelto totalmente en favor del tomador del seguro o del suscriptor del fondo de pensiones, entre otros productos reclamados.

La entidad ya ha provisionado 577 millones por las reclamaciones de las cláusulas suelo, pero no tiene previsto hacer dotación alguna por los gastos hipotecarios, la última bomba de relojería que pesa sobre el sistema bancario español. El pasado jueves, el consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, que ya acumula una pensión de 16 millones de euros, señaló que los costes de formalización de las hipotecas los debe pagar el cliente, algo con lo que los «tribunales están de acuerdo». No obstante, después matizó que habrá que esperar a que el Tribunal Supremo se pronuncie al respecto.

Fuente: El Confidencial

Ordenado la devolución íntegra de las cláusulas suelo

El Tribunal Supremo ha decidido este miércoles seguir el criterio del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y ha dado la razón a los clientes que reclaman a los bancos que les devuelvan íntegramente las cláusulas suelo de sus hipotecas que han sido declaradas nulas por ser abusivas, según informa el alto tribunal que en los próximos días dará a conocer el contenido de su decisión. El Supremo ordenó en el 2013 a los bancos esta devolución, pero a partir del día en que se dictó este veredicto mientras que la justicia europea levantó esta limitación el pasado mes de diciembre.

Los jueces han establecido este nuevo criterio al resolver las demandas presentadas por el BBVA y la Caja Rural Teruel. La primera considera que los magistrados del Tribunal Supremo no pueden cambiar el criterio que marcaron en el 2013 por ser cosa juzgada y, por tanto, reclamaba que no se aplicara la doctrina establecida por el tribunal europeo.

Sin embargo, los jueces explican a esta entidad que el caso que ha analizado ahora es diferente al que dio lugar a la sentencia que declaró nulas las cláusulas suelo. Además, señalan que este producto fue contratado por la Caixa d`Estalvis Comarcal de Manlleu que fue adquirida por el BBVA en el 2013.

Los magistrados se oponen además a plantear al tribunal europeo las cuestiones que le planteó este banco. También aclaran que no pueden considerar que este caso sea cosa juzgada porque la reclamación que han atendido es “individual” y no colectiva como ocurrió cuando anuló las claúsulas suelo ofertadas por este banco.

Por el contrario, los jueces se han opuesto a anular una cláusula suelo ofrecida por la Caja de Teruel porque, en su opinión, cumple con los requisitos de transparencia que el Supremo dictaminó en la sentencia en la que anuló estos productos por ser abusivas.

Doctrina europea

Los magistrados del alto tribunal no han podido obviar la posición de sus colegas europeos que han establecido que “el Derecho de la Unión se opone a una jurisprudencia nacional en virtud de la cual los efectos restitutorios vinculados a la nulidad de una cláusula abusiva se limitan a las cantidades indebidamente pagadas con posterioridad al pronunciamiento de la resolución judicial mediante la que se declare el carácter abusivo de la cláusula”. Es decir, el tribunal de justicia de la Unión Europea considera que se deben devolver íntegramente los importes de las cláusulas suelo.

Además, el tribunal europeo afirmó que la decisión del Tribunal Supremo de limitar los efectos de su declaración de nulidad de este producto no protege a los consumidores, ya que no constituye un medio adecuado para que cese el uso de las cláusulas abusivas.

Estrategias de los bancos

Tras la sentencia de la justicia europea los bancos han establecido distintas estrategias. Bankia cuenta con un proceso para devolver estas cantidades a sus clientes y el BBVA ha informado de que también reintegrará este importe a los consumidores si perdía su pleito en el Tribunal Supremo, como ha ocurrido en la mañana de este miércoles.

Además, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha propuesto que, a partir de junio, haya un juzgado en cada provincia especializado en cláusulas suelo ante la avalancha de demandas que se esperan tras la sentencia de la justicia europea que ha sido asumida hoy por el Tribunal Supremo.

Las consecuencias de esta decisión

Fuentes jurídicas han adelantado que esta nueva doctrina no se puede aplicar a todas las cláusulas suelo solo a las que han sido declaradas nulas por el Tribunal Supremo por ser abusivas. Y subrayan que este fallo, que asume el criterio de la justicia europea no ha resuelto la duda de si el alto tribunal lo va a aplicar en los otros casos que se les planteen. No obstante, algunos bancos como Unicaja ya han renunciado a seguir pleiteando y han retirado los recursos para evitar pagar a sus clientes por este producto.

 

Fuente: El Independiente

Tribunal Supremo que anuló las cláusula suelo de un préstamo hipotecarios del BBVA

 

El fallo, invocando la sentencia del Tribunal Supremo que anuló las cláusulas suelo de los préstamos hipotecarios, condena también al BBVA a restituir a la demandante las cantidades que le cobró en virtud del límite de interés de 3,5% anulado.

Un juez de Granollers (Barcelona) ha anulado la cláusula suelo de una hipoteca contratada con el BBVA y ha condenado a la entidad bancaria a devolver los 3.371 euros de gastos notariales e impuestos derivados del préstamo, al entender que debían pagarlos ambas partes de forma «equitativa».

En su sentencia, el juzgado de primera instancia número 6 de Granollers (Barcelona) estima parcialmente la demanda presentada por la titular de la hipoteca y anula la cláusula suelo del contrato hipotecario que la mujer firmó en 2010 con Catalunya Banc, entidad después absorbida por el BBVA.

El fallo, invocando la sentencia del Supremo que anuló las cláusulas suelo de los préstamo hipotecarios, condena también a la entidad a restituir a la demandante las cantidades que le cobró en virtud del límite de interés de 3,5% anulado.

Asimismo, el juez ha estimado la petición de la demandante, de que también se le devolvieran los 3.371 euros correspondientes a los gastos de notario, registro e impuestos de actos jurídicos derivados del préstamo hipotecario.

El magistrado considera que el pago de los gastos de notario y aranceles del Registro de la Propiedad debería haberse pactado de «manera equitativa entre las partes, puesto que la entidad prestamista es la primera interesada en la elevación a escritura pública de los documentos», según explica Efe.

También cree la sentencia que el banco «no queda al margen de los tributos que pudieran devengarse con motivo de la operación mercantil», por lo que considera que debe abonar los impuestos sobre actos jurídicos documentados que le correspondieran.

Fuente: Expansión

Los bancos deberán devolver lo cobrado de más en las cláusulas suelo

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dictaminado este miércoles que los bancos deberán devolver todo el dinero cobrado de más por las cláusulas suelo opacas de las hipotecas desde el inicio de cada contrato hipotecario, no solo desde el 9 de mayo de 2013.

El Tribunal Supremo consideró abusivas estas cláusulas, al entender que los consumidores no habían sido informados de la carga económica y jurídica que se les imponía, pero fijó en la fecha de la sentencia, el 9 de mayo de 2013, la retroactividad máxima para que su nulidad sólo tuviera efectos de cara a futuro.

La justicia europea resuelve así tres asuntos acumulados, que afectan a Cajasur, BBVA y Banco Popular, después de que un juzgado de Granada y la Audiencia Provincial de Alicante, ante quienes se han planteado los casos, preguntaran al TJUE si la nulidad a partir de la fecha que se dictó sentencia es compatible con la normativa comunitaria.

En el caso también estaban personados la Abogacía del Estado, que defendía la sentencia del Supremo y, por tanto, limitar en el tiempo la devolución de las cantidades a los afectados, y la Comisión Europea, cuyos servicios jurídicos consideraban que los bancos debían reintegrar la totalidad de los importes cobrados de más.

El abogado general del TJUE Pablo Mengozzi publicó el pasado 13 de julio sus conclusiones sobre el asunto, que no eran vinculantes pero que el tribunal solía seguir en la mayoría de los casos. En ellas, Mengozzi avaló aplicar una retroactividad limitada en el tiempo.

En opinión del letrado, tal limitación era «compatible» con la directiva europea que regula las cláusulas suelo, que, a su juicio, «no determina las condiciones» en las que un órgano jurisdiccional puede limitar los efectos de las resoluciones.

Por tanto, Mengozzi concluyó que corresponde al ordenamiento jurídico interno precisar las condiciones, siempre que se respeten los principios de equivalencia y de efectividad del derecho comunitario. Así, el abogado general determinó que el Tribunal Supremo puede ponderar la protección a los consumidores con las «repercusiones macroeconómicas asociadas» a la amplitud con que se utilizaron las cláusulas suelo.

Las entidades financieras deberán pagar hasta 7.500 millones de euros a los afectados por estas cláusulas, según un informe del Banco de España elaborado para esta causa que las partes expusieron en la vista oral que se celebró el 26 de abril de este año. No obstante, un estudio de Goldman Sachs limita el coste adicional para la banca a 3.000 millones.

Entre las entidades que han informado sobre el impacto adicional que podría tener una sentencia a favor de la retroactividad total de las devoluciones destaca BBVA, que ha cifrado su coste máximo en 1.200 millones. Por su parte, Caixabank cree que tendría un efecto sobre sus cuentas de 750 millones y Bankia de 101 millones.

Fuente: Cadena Ser

Jueces ordenan a la banca pagar retroactividad total por las cláusulas suelo

 

Lcascada de sentencias que están dando la razón a los afectados por las cláusulas suelo -el recargo ilegal colado de matute en los créditos hipotecarios por las entidades financieras si bajaba el Euríbor- está entrando en una nueva dimensión, todavía más favorable a los perjudicados. Cada vez más jueces desoyen la sentencia del Tribunal Supremo emitida en octubre de 2015, según la cual los afectados tienen derecho a recuperar el dinero extra abonado a la banca, pero limitando la retroactividad hasta el 9 de mayo de 2013.

De acuerdo con varias sentencias consultadas, los jueces entienden que los compradores de vivienda tienen derecho a recuperar todo el importe pagado en concepto de cláusulas suelo.

El veredicto del Alto Tribunal argumentó que la devolución de las cláusulas suelo por los bancos más allá de mayo de 2013 podía poner en riesgo la viabilidad del sistema financiero español. No es una decisión firme: la sentencia definitiva llegará el 21 de diciembre procedente del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). Pero los jueces, cada vez más, reinterpretan al Supremo y consideran que la retroactividad limitada no se ajusta a la ley. Así lo ponen de manifiesto varias resoluciones obtenidas por este medio en Guipúzcoa, Ciudad Real, Burgos, León, Madrid y Alicante, entre otros municipios.

Los bancos quieren acuerdos

El aplastante número de victorias en los juzgados ha llevado a los bufetes a publicitar sus campañas, conscientes de que hay miles –si no millones- de afectados que no demandan a las entidades financieras por desconocimiento. Aunque no hay datos oficiales, se considera que una de cada dos hipotecas firmadas hasta 2015 contenía algún tipo de cláusula suelo. Una prerrogativa de la que los directores de las sucursales no informaban o lo hacían vagamente cuando el cliente firmaba el crédito.

“En un 80%  de los casos, una vez presentada la demanda, el banco demandado propone un acuerdo en sede judicial satisfactorio para el cliente. Pero, claro, es necesario demandar previamente a la entidad para poder llegar a ese acuerdo”.

Vida útil de la hipoteca

Los bancos se preparan de hecho para asumir una lluvia de demandas millonarias de alcance incierto. Según varias partes implicadas en los litigios, las entidades financieras más golpeadas por la firma de cláusulas suelo son Banco Popular, Bankinter,  Liberbank, Banco Ceis, Caixa Bank, Banco Sabadell, BBVA,CCM, Bankia y Mare Nostrum. Y pueden estar aún más golpeadas si la sentencia del TJUE anula la retroactividad limitada.

De 10.000 a 30.000 euros

La media a devolver por la banca también varía, en función de lo que decida el TJUE dentro de pocas semanas. Las cifras que la abogacía maneja están ligeramente por debajo de los 10.000 euros por denuncia, un monto que podría subir hasta 30.000 euros si la institución con sede en Luxemburgo elimina el límite de mayo de 2013. Un mordisco importante sobre el total concedido.

Fuente: El independiente

El Tribunal Supremo declara nulas las cláusulas suelo de Banco Popular por abusivas

Banco-Popular-disposicion-autonomos-Galicia_EDIIMA20140226_0920_18[1]

  • El Supremo también ha declarado nulos los tipos fijos al 19% fijados en el préstamo hipotecario del BBVA.
  • La Audiencia Provincial de Madrid ya se había pronunciado sobre las cláusulas suelo, ahora el Supremo ratifica su sentencia de nulidad.

La sala primera del Tribunal Supremo ha declarado la nulidad de las cláusulas suelo del Banco Popular, tras desestimar los recursos interpuestos por la entidad, y da la razón a la Audiencia Provincial de Madrid al considerar «abusivas» las condiciones de los contratos hipotecarios.

En la sentencia del Alto Tribunal conocida este jueves, el ponente de la sala ha declarado la nulidad de las cláusulas suelo incluidas en los préstamos hipotecarios de Banco Popular al «no reunir las exigencias de transparencias aplicables».

La entidad apeló a la doctrina del Supremo después de que, en 2013, la Audiencia Provincial de Madrid fallase a favor de los demandantes, consumidores de préstamos hipotecarios del Banco Popular y del BBVA.

El banco presentó un recurso extraordinario por infracción procesal al considerar que la demanda se centraba en un pretendido desequilibrio entre las partes» y no en la falta de transparencia que alegan los tribunales para considerar abusivas las condiciones de sus contratos hipotecarios.

Asimismo, el Popular defendió que en sus contratos «la cláusula controvertida es suficientemente comprensible por sí misma» y que la mayor parte de los casos denunciados «son referentes a BBVA», alegatos ambos que han sido directamente rechazados por la sala.

Vencimiento anticipado de los préstamos del BBVA

El tribunal también ha reiterado la nulidad del vencimiento anticipado de los préstamos hipotecarios concedidos por la otra entidad demandada, BBVA al considerar que «no supera los estándares exigibles» y por tanto, «es abusiva».

La sentencia considera que dicha cláusula, por la que la entidad puede exigir anticipadamente la devolución del préstamo por la falta de pago de cualquier cuota, «no permite al consumidor evitar su aplicación mediante una conducta diligente de reparación»,

No obstante, el tribunal matiza que, a pesar de la nulidad de la cláusula, el levantamiento de la ejecución hipotecaria o del embargo sólo se producirá en determinados casos, tales como el impago de tres plazos.

Respecto a la nulidad de esta cláusula, el BBVA ha explicado que los efectos de la sentencia no deberían afectar a la capacidad recuperatoria de la entidad porque el banco «no aplica esta facultad de vencimiento anticipado».

De igual modo sostiene que la entidad ha cumplido la norma que exige, desde 2013, el impago de tres cuotas mensuales como mínimo antes de acceder a la acción hipotecaria.

Además, el Supremo también declara nulos el tipo al 19% fijado en el préstamo hipotecario de BBVA así como las cláusulas suelo y otros gastos derivados del propio procedimiento judicial.

Fuente: 20minutos.es

Anulan una ejecución hipotecaria tras detectar cláusulas abusivas

BBVA

  • Los magistrados consideran desproporcionados los intereses de demora, la comisión por reclamación de posiciones deudoras y la cláusula suelo de un préstamo del BBVA en Arrecife
  • La entidad ejerció la cláusula de vencimiento anticipado del contrato después de que la clienta dejara de pagar cuatro cuotas de la hipoteca

 

La sección quinta de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha archivado el procedimiento de ejecución hipotecaria instado por el BBVA contra una vecina de Arrecife (Lanzarote) por el impago de cuatro cuotas del préstamo concedido por el banco al haber detectado en el contrato formalizado en enero de 2009 una ristra de cláusulas abusivas.

La Audiencia estima parcialmente el recurso interpuesto por la apelante contra el auto del Juzgado de Instrucción número 3 de Arrecife que había desestimado su oposición a la ejecución hipotecaria. Y lo hace tras apreciar de oficio la existencia de cláusulas abusivas que no habían sido alegadas por la clienta de la entidad financiera en primera instancia.

 De hecho, la recurrente sólo solicitó que se anulara la cláusula de vencimiento anticipado, que el BBVA ejercitó para resolver el contrato en enero de 2013, cuatro meses después de que dejara de abonar las cuotas del préstamo hipotecario. Y es sólo en este punto en el que las posiciones de los magistrados y del banco coinciden. Para la Audiencia, la aplicación de esta cláusula estaba justificada porque la hipotecada incumplió sus obligaciones de pago durante más de tres mensualidades, el límite que marca la legislación para poder dar por vencido el préstamo.

Sin embargo, los jueces entienden que las cláusulas del contrato que fijan los intereses de demora, la comisión por reclamación de posición deudora y la existencia de un suelo y un techo hipotecario son abusivas y, por lo tanto, deben ser anuladas.

El BBVA estableció un interés de demora (por retraso en el pago de la cuota) del 18% anual, una cifra que triplicaba el tipo ordinario pactado con el cliente (4,85%) y cuadruplicaba el legal del dinero en el momento de suscribir el contrato (4%). Por ello, la Audiencia concluye que hay una “enorme desproporción” entre la pena impuesta y la realidad del perjuicio.

El auto también reprocha al banco el cobro sistemático de una cantidad fija (30 euros) con independencia de las gestiones realizadas y los medios empleados para reclamar a los clientes que tienen sus cuentas corrientes en números rojos o sin saldo suficiente para afrontar el pago de la cuota, La Audiencia recuerda que la denominada  comisión por reclamación de posiciones deudoras debe responder a los servicios realmente prestados por la entidad financiera.

Más tajante si cabe se muestra con respecto a la cláusula suelo-techo, con la que el BBVA limitó la variabilidad del tipo de interés al 2,5 y el 15%, respectivamente. Según el auto, la entidad financiera no proporcionó información clara y comprensible a la clienta sobre las implicaciones de estas condiciones, no realizó simulaciones de distintos escenarios sobre el comportamiento de los tipos de interés ni le advirtió de los riesgos que asumía cuando estos bajaban.

La Audiencia sostiene en su resolución que la cláusula suelo es lícita siempre que sea transparente y que el consumidor pueda identificarla como definidora del objeto principal del contrato.

En este caso queda “enmascarada” en el contrato y diluida por la “aparente contraprestación” del techo. Sin embargo, según pone de manifiesto el auto, en el momento de la firma era “imposible” que el tipo de interés superara el 15%. En definitiva, el suelo hipotecario es, a juicio de los magistrados, desproporcionado y abusivo, ya que establece un interés mínimo fijo del 2,5% y sólo es variable al alza. De enero de 2008 a 2014 los tipos de referencia oscilaron entre el 0,54 y el 2,62%.

“No es de recibo la pretensión del banco de liquidar nuevamente las cuotas impagadas al tipo suelo”, sostiene la Audiencia, que insta al BBVA a realizar una nuevo cálculo excluyendo las cantidades que hubiera cobrado indebidamente y que advierte de que la declaración de nulidad de las cláusulas puede afectar al número de cuotas impagadas e incluso al vencimiento anticipado.

La entidad financiera podrá volver a interponer una demanda de ejecución hipotecaria siempre que efectúe una nueva liquidación que respete los requisitos exigidos legalmente.

Fuente: Eldiario.es

Devolver 20.000 millones de euros a afectados por cláusulas suelo

CaixaBank-Finanzas-inteligente-economia-familiar_EDIIMA20151027_0318_4[1]

  • La obligación de devolver los importes cobrados por cláusulas suelo abusivas en hipotecas, tal y como sugiere Bruselas, tendría una factura de entre 15.000 y 20.000 millones de euros, el 1,5% y el 2% del PIB español
  • La entidad más afectada, según algunas asociaciones de consumidores, sería La Caixa, que debería pagar 1.044 millones de euros adicionales en caso de retroactividad total pero también sufrirán Banco Popular, Liberbank, Banco Sabadell, Unicaja y BMN
  • La revisión podría afectar incluso a personas que han sido desahuciadas por culpa de una cláusula suelo.

Los afectados por cláusulas suelo hipotecarias empiezan a tener un flujo de noticias más que positivo. En primer lugar, la Comisión Europea ha emitido un informe que desautoriza la sentencia del Tribunal Supremo español, que condenó a tres bancos a devolver los importes cobrados a través de las cláusulas suelo de los contratos hipotecarios solo desde mayo de 2013. Bruselas pide ahora que la banca reintegre todo el dinero cobrado por aplicar estas cláusulas desde el inicio del crédito, ya que entiende que no es posible que los tribunales nacionales puedan reducir los importes a devolver al consumidor, ya que si una cláusula es declarada nula, “lo es desde el origen”. Con todo, el dictamen comunitario no es vinculante.

Las asociaciones de consumidores muestran su alegría por la opinión del organismo comunitario. Facua-Consumidores en Acción celebra que la Comisión Europea (CE) defienda los intereses de los consumidores españoles y reclama al Gobierno que deje de proteger los intereses de un sector, el bancario, “que basa gran parte de sus beneficios en los abusos que cometen sobre los usuarios, como es el caso de las cláusulas suelo, que les reporta miles de millones cada año”. Asimismo, la asociación lamenta la falta de acción de las Administraciones Públicas para evitar que los afectados tengan que recurrir a los tribunales para reclamar su devolución.

Pero otras prefieren no lanzar las campanas al vuelo porque el informe no es vinculante. “Es muy positivo, y así se lo estamos trasladando a los clientes, pero recomendamos mucha prudencia”, afirma Miguel Rincón, abogado especialista de reclamaciones bancarias de reclamador.es, que añade que hasta que los tribunales no dicten sentencia en el mismo sentido que la recomendación de la Comisión, aún no se puede hacer nada desde el unto de vista legal”. Agustín Sáez, letrado de Apabanc para temas de cláusulas suelo, asegura que la opinión de la Comisión “pone en evidencia que la política hipotecaria en España no ha sido correcta y que la aplicación de la ley por los tribunales españoles ha sido muy tibia desde el punto de vista de los consumidores”.

Tanto Sáez como Rincón, así como Manuel Pardos, presidente de Adicae y Javier Gastón, socio fundador de Demandascolectivas.com, confían en que el Tribunal Europeo de Justicia emita una sentencia en línea con las recomendaciones de la Comisión. “Hay que tener en cuenta que la Comisión representa los intereses de una colectividad, al contrario que la posición española”, explica Gastón, que, además, desvela más nuevas noticias para los hipotecados con suelo. Un auto de la Audiencia Provincial de Tenerife confirma la sentencia de primera instancia en la que se condena a BBVA a devolver las cantidades indebidamente cobradas por la entidad desde el inicio del contrato hasta el 9 de mayo de 2013 a una afectada por cláusulas suelo de la entidad. El importe asciende a 3.998,32 euros a lo que hay que sumarle los intereses legales desde la interposición de la demanda. Esta sentencia es firme y no caben recursos sobre la misma. Manuel Pardos, por su parte, califica de “muy claro” el pronunciamiento de la Comisión y cree que “tendrá una influencia decisiva en la sentencia del Tribunal Europeo de Justicia, que podría llegar en tres o seis meses”.

Sin embargo, aunque las cosas empiezan a ponerse a favor de los hipotecados, todo apunta a que la banca intentará retrasar al máximo los pagos. “En muy pocos casos la banca ha dado su brazo a torcer a las primeras de cambio”, recuerda Sáez, que espera que las entidades sigan con la misma actitud mostrada hasta ahora. Gastón cree que las entidades dejarán de recurrir las sentencias de los tribunales cuando haya sentencias firmes o cuando seguir con los procesos legales les resulte más costoso que indemnizar.

El pago equivale a un tercio del rescate a la banca

De fondo están los elevados importes a los que tendría que hacer frente la banca en caso de que los tribunales dictaran la retroactividad de las indemnizaciones. Las asociaciones calculan que los pagos podrían ascender a entre 15.000 y 20.000 millones de euros, teniendo en cuenta que podría haber unos tres millones de hipotecas con cláusulas suelo y que las reclamaciones medias podrían oscilar entre 5.000 y 7.000 euros. CaixaBank y Bankia serían las entidades más afectadas. Reclamador.es calcula que, teniendo en cuenta que los afectados pagan de más una media de 180 euros al mes por sus cuotas hipotecarias debido a las cláusulas suelo, CaixaBank debería devolver más de 1.044 millones de euros por los 200.000 contratos de cláusula suelo que tiene con sus clientes, mientras Bankia debería abonar más de 156 millones de euros por sus 30.000 hipotecas en cartera con este tipo de interés. La primera de las entidades reconoce que ha eliminado el 94% de las cláusulas suelo de sus hipotecas, mientras que la segunda, ya no las aplica a ninguno de sus clientes. Banco Sabadell sólo da datos de cuánto podría llegar a costar a la entidad las indemnizaciones según la legislación vigente, es decir, desde el 9 de mayo de 2013: 110 millones de euros.

Javier Gastón añade que, si se aplica la sentencia de la Audiencia Provincial de Tenerife, los clientes con cláusulas suelo de los bancos a los que hace referencia la sentencia del Tribunal Supremo, BBVA, Cajamar y Novacaixa Galicia tendrían que hacer frente a unos pagos de 2.100 millones de euros. Y las cifras podrían ir en alza si se tienen en cuenta las personas deshauciadas como consecuencia de la aplicación de cláusulas suelo, tendrían derecho a reclamar y a ser compensadas económicamente, según recuerda Manuel Pardos.

Desde Caixabank recuerdan que en la rueda de prensa de la reciente presentación de resultados se comentó que la entidad había revisado las cláusulas suelo proactivamente por una decisión propia. “Desde 2013 habíamos tenido un enfoque en revisar caso por caso todas las cláusulas suelo. En 2015, a raíz de la aprobación de la reforma del Código de Buenas Prácticas (que ampliaba supuestos), hemos ido durante el año aumentando este criterio de personas con menores ingresos hasta llegar a un momento en que, a efectos prácticos, hemos eliminado las cláusulas suelo de la práctica totalidad de la cartera. Esto se ha hecho de manera proactiva, de manera individualizada, hablando y explicando la situación a cada cliente.

Además de estas dos entidades, Banco Popular, Liberbank, Banco Sabadell, Unicaja y BMN serían las entidades más afectadas por la aplicación de la retroactividad en las indemnizaciones por las cláusulas suelo.

Desde el sector bancario recuerdan que el informe de la Comisión Europea no es vinculante; que aún queda por conocer la decisión del Tribunal de Justicia de la UE, que puede ser en cualquier sentido, y que las cláusulas suelo son legales. “Las sentencias judiciales a favor de clientes con cláusulas suelo solamente hacen referencia a contratos en los que no se ha comercializado ni explicitado en los contratos de forma trasparente”, reiteran algunas fuentes bancarias.

Fuente: ElDiario.es

Bruselas pide que se devuelva completo el importe cobrado por cláusulas suelo en hipotecas

Bruselas-defiende-retroactividad-clausulas-vendidas_EDIIMA20151026_0934_4[1]

  • El Tribunal Supremo dijo que BBVA, Cajamar y Novacaixagalicia solo tenían que devolver lo cobrado a partir de mayo de 2013, pero la UE dice que se opone al derecho comunitario y piden el reintegro desde que se firmó la hipoteca
  • Varias entidades han eliminado estas cláusulas de sus contratos, pero Sabadell y Popular se resisten a hacerlo asegurando que los comercializaron correctamente

La Comisión Europea defiende la retroactividad de las cláusulas suelo declaradas nulas en una sentencia, si hubo mala praxis en su comercialización, lo que supondría devolver a los clientes las cantidades cobradas de más por su banco desde la firma de la hipoteca. La idea ha sido trasladada por Bruselas al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que le había pedido opinión sobre este asunto tras ser consultado por varios tribunales españoles, una información que ha adelantado ElConfidencial.com.

La Comisión Europea sostiene que el cese en el uso de una determinada cláusula nula por abusiva como consecuencia de una acción individual ejercitada por un consumidor «no es compatible con una limitación de los efectos de dicha nulidad».

Esto se traduce en que los expertos de la Comisión Europea creen que la decisión del Tribunal Supremo de declarar abusivas las cláusulas suelo de las hipotecas de BBVA, Cajamar y Novacaixagalicia -hoy rebautizada como Abanca- a partir de mayo de 2013 se opone al derecho comunitario. En aquella sentencia, el Alto Tribunal argumentó que no debía imponerse la retroactividad, lo que hubiese supuesto la devolución del dinero cobrado de más a los clientes, porque eso pondría en peligro la solvencia de un sector financiero que acababa de ser rescatado con 40.000 millones de dinero público.

Ahora, una vez conocida la opinión de Bruselas al respecto, el Tribunal de la Unión Europea debe posicionarse y ver si defiende igualmente la retroactividad de las cláusulas suelo anuladas por el Supremo.

Fuentes jurídicas consultadas por Efe destacan que la propia Comisión Europea considera que para preservar la seguridad jurídica, la protección que otorga la directiva 93/13 sobre cláusulas abusivas tiene como límite infranqueable la cosa juzgada, de tal manera que los casos que hayan sido decididos por los tribunales no podrán ser modificados.

En este sentido, aquellas entidades y clientes cuyas situaciones hayan sido resueltas por sentencia judiciales firmes no podrán ser modificadas.

Sin embargo, en paralelo y desde hace tres meses, la banca española aguarda con expectación la respuesta que debe dar la juez de lo Mercantil número 11 de Madrid a la macrodemanda interpuesta por 15.000 afectados por las cláusulas suelo, muy consciente de que probablemente decida eliminarlas. Los expertos consideran que además la magistrada podría tener en cuenta ahora la opinión de la Comisión Europea y abogar por la retroactividad de las polémicas cláusulas suelo, en contra del criterio del Gobierno.

El pasado 24 de junio quedaba visto para sentencia el procedimiento abierto en 2010 a raíz de la demanda formulada por Adicae, que inicialmente se dirigió contra 101 entidades bancarias, que después quedaron en 35 fruto de los procesos de fusión.

De ellas, BBVA, Cajamar y Abanca, por la sentencia del Supremo y, posteriormente, Banesto y Barclays, dejaron de aplicar estos umbrales que impiden al hipotecado beneficiarse íntegramente de las rebajas del euríbor.

Al margen de estas entidades, otras como Bankia y CaixaBank han optado por eliminarlas de los préstamos hipotecarios de sus clientes, si bien otros bancos como Sabadell o Popular se resisten a hacerlo con el argumento de que ellos las vendieron correctamente.

Fuente: ElDiario.es

Página 1 de 2

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén