Más de 30 años de servicio al cliente en defensa de sus intereses

Etiqueta: CaixaBank

La banca se resiste a pagar a los clientes que deciden reclamar las cláusulas suelo

  • Caixabank y Sabadell rechazan una de cada dos reclamaciones por cláusulas suelo
  • Banco Popular ha abonado 200 millones por las reclamaciones de cláusulas suelo del mecanismo extrajudicial pero no concreta qué supone respecto a lo reclamado
  • Bankia y BMN –bancos participados por el Estado– han sido las únicas entidades que han decidido devolver todas las cláusulas reclamadas
  • BBVA ha rehusado por el momento a dar cifras sobre este procedimiento de reclamaciones

El Gobierno aprobó en enero  un mecanismo extrajudicial para las cláusulas suelo con el que buscaba desatascar los juzgados de casos tras  la sentencia europea que respaldaba que se pagara todo lo cobrado de más por estas cláusulas cuando fueran consideradas abusivas. A pesar de este procedimiento, los bancos que han dado datos sobre la gestión de sus reclamaciones están rechazando casi la mitad de las recibidas.  Caixabank ha dicho que no a un 48% de las reclamaciones que le han presentado mientras que Sabadell ha respondido negativamente a un 45% de ellas. Las entidades alegan que las cláusulas suelo habían sido comercializadas con transparencia para rechazar las reclamaciones.

En cifras, Caixabank ha devuelto  210 millones de euros en cláusulas suelo a 47.000 clientes mientras que el importe abonado por Sabadell asciende a los 95 millones de euros.

Por su parte, el consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez, cifró en 200 millones de euros las devoluciones realizadas por Banco Popular. En su día, Popular provisionó 534 millones de euros para hacer frente a estas reclamaciones ante un riesgo potencial de 600 millones de euros.  Esta es otra de las entidades que contaban con más cláusulas suelo dentro de sus hipotecas. Tras ser intervenida en junio por la Junta de Resolución Única y vendida al Banco Santander por un euro ha pasado a este grupo que está en proceso de integrarla. Santander siempre ha dicho que no tiene claúsulas suelo en sus hipotecas.

BBVA ha rehusado por el momento a dar cifras sobre este procedimiento de reclamaciones. El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, en la presentación de resultados del tercer trimestre únicamente ha dicho que «la evolución en las reclamaciones es en línea con lo que habíamos previsto, tanto lo que es el flujo como las previsiones y demás» asegurando que la están gestionando en un procedimiento «muy ágil» y que darán información «en las fechas previstas», aunque el banco no especifica cuáles son estas.

El caso de BBVA es paradigmático porque  la sentencia del Tribunal Supremo que respaldó que había cláusulas suelo abusivas por falta de información, pero que marcaba la fecha de devolución solo desde la fecha de la sentencia, era por una hipoteca de este banco. Tras la sentencia europea de diciembre de 2015, el alto tribunal adaptó su resolución y  le dijo a BBVA que tenía que devolver lo cobrado de más desde el momento en que entraba en vigor la cláusula y no solo desde 2013.

A pesar de las sentencias que han considerado abusivas cláusula suelos por la falta de información a la hora de incluirlas en los contratos, la tendencia general de la banca ha sido negacionista asegurando que ellos habían informado correctamente a sus clientes. El decreto otorgaba a las entidades un plazo de tres meses para contestar, por lo que un gran número de reclamaciones que fueron metidas a comienzos de la puesta en marcha del mecanismo ya están contestadas.

Únicamente Bankia y BMN aseguraron que ponían en marcha una fórmula express para devolver a todos sus clientes lo cobrado de más por estas cláusulas suelos incluidas en sus hipotecas. Bankia, participada por el Estado en un 65%, estimaba cuando dio a conocer esta práctica  que hay 60.000 clientes que podrán acogerse y que con esta medida se ahorrarán unos 100 millones de gastos judiciales. 

Bankia en un balance hecho el 26 de mayo señalaba que había abonado casi 170 millones de euros a 34.000 clientes en concepto de devolución de cláusulas suelo en menos de cuatro meses. Mientras que  BMN habría devuelto 34 millones de euros en este concepto hasta agosto.

Judicialización de los casos

El decreto del Ejecutivo para implantar este mecanismo de devolución de cláusulas suelo incluía la creación de una Comisión de Seguimiento. El Gobierno no aprobó la creación de seguimiento hasta finales de mayo y esta no se reunió hasta finales abonado de julio. En esta reunión, la comisión  decidió cómo y qué información pedir a los bancos para elaborar sus informes. El órgano estableció que el primer envío de datos sea a cierre de septiembre y estableció que la fecha límite fuera el 9 de noviembre.

El rechazo de estas reclamaciones conllevará a la judicialización de muchas de estas reclamaciones, según aseguran asociaciones de consumidores y despachos de abogados. Aunque también alertan de que el rechazo de las reclamaciones lleva a que muchos consumidores piensen que ya han agotado sus vías y recuerdan que aunque la respuesta de la banca sea negativa, se puede acudir a los tribunales. A esto se suma que se han creado juzgados especializados para los casos relativos a hipotecas, que  muchas voces critican porque se han colapsado y se ralentizan los tiempos de resolución de casos.

Por su parte, el PSOE en una proposición no de ley presentada en el Congreso advierten de que muchos bancos  están rechazando las solicitudes de devolución de aquellos clientes afectados por las cláusulas suelos que en algún momento registraron un cambio en las condiciones de su hipoteca. «La mayoría de las entidades están rechazando las solicitudes de quienes realizaron una modificación en el capital o el plazo, o una subrogación (traspaso del crédito a otro banco), al considerar que esa persona estaba perfectamente informada de la limitación de los intereses» al renegociar su hipoteca, explican en su iniciativa en la que piden al Gobierno que informe sobre el número de devoluciones que se han producido y de qué entidades se niegan a devolverlas.

Fuente: eldiario.es

Devolver 20.000 millones de euros a afectados por cláusulas suelo

CaixaBank-Finanzas-inteligente-economia-familiar_EDIIMA20151027_0318_4[1]

  • La obligación de devolver los importes cobrados por cláusulas suelo abusivas en hipotecas, tal y como sugiere Bruselas, tendría una factura de entre 15.000 y 20.000 millones de euros, el 1,5% y el 2% del PIB español
  • La entidad más afectada, según algunas asociaciones de consumidores, sería La Caixa, que debería pagar 1.044 millones de euros adicionales en caso de retroactividad total pero también sufrirán Banco Popular, Liberbank, Banco Sabadell, Unicaja y BMN
  • La revisión podría afectar incluso a personas que han sido desahuciadas por culpa de una cláusula suelo.

Los afectados por cláusulas suelo hipotecarias empiezan a tener un flujo de noticias más que positivo. En primer lugar, la Comisión Europea ha emitido un informe que desautoriza la sentencia del Tribunal Supremo español, que condenó a tres bancos a devolver los importes cobrados a través de las cláusulas suelo de los contratos hipotecarios solo desde mayo de 2013. Bruselas pide ahora que la banca reintegre todo el dinero cobrado por aplicar estas cláusulas desde el inicio del crédito, ya que entiende que no es posible que los tribunales nacionales puedan reducir los importes a devolver al consumidor, ya que si una cláusula es declarada nula, “lo es desde el origen”. Con todo, el dictamen comunitario no es vinculante.

Las asociaciones de consumidores muestran su alegría por la opinión del organismo comunitario. Facua-Consumidores en Acción celebra que la Comisión Europea (CE) defienda los intereses de los consumidores españoles y reclama al Gobierno que deje de proteger los intereses de un sector, el bancario, “que basa gran parte de sus beneficios en los abusos que cometen sobre los usuarios, como es el caso de las cláusulas suelo, que les reporta miles de millones cada año”. Asimismo, la asociación lamenta la falta de acción de las Administraciones Públicas para evitar que los afectados tengan que recurrir a los tribunales para reclamar su devolución.

Pero otras prefieren no lanzar las campanas al vuelo porque el informe no es vinculante. “Es muy positivo, y así se lo estamos trasladando a los clientes, pero recomendamos mucha prudencia”, afirma Miguel Rincón, abogado especialista de reclamaciones bancarias de reclamador.es, que añade que hasta que los tribunales no dicten sentencia en el mismo sentido que la recomendación de la Comisión, aún no se puede hacer nada desde el unto de vista legal”. Agustín Sáez, letrado de Apabanc para temas de cláusulas suelo, asegura que la opinión de la Comisión “pone en evidencia que la política hipotecaria en España no ha sido correcta y que la aplicación de la ley por los tribunales españoles ha sido muy tibia desde el punto de vista de los consumidores”.

Tanto Sáez como Rincón, así como Manuel Pardos, presidente de Adicae y Javier Gastón, socio fundador de Demandascolectivas.com, confían en que el Tribunal Europeo de Justicia emita una sentencia en línea con las recomendaciones de la Comisión. “Hay que tener en cuenta que la Comisión representa los intereses de una colectividad, al contrario que la posición española”, explica Gastón, que, además, desvela más nuevas noticias para los hipotecados con suelo. Un auto de la Audiencia Provincial de Tenerife confirma la sentencia de primera instancia en la que se condena a BBVA a devolver las cantidades indebidamente cobradas por la entidad desde el inicio del contrato hasta el 9 de mayo de 2013 a una afectada por cláusulas suelo de la entidad. El importe asciende a 3.998,32 euros a lo que hay que sumarle los intereses legales desde la interposición de la demanda. Esta sentencia es firme y no caben recursos sobre la misma. Manuel Pardos, por su parte, califica de “muy claro” el pronunciamiento de la Comisión y cree que “tendrá una influencia decisiva en la sentencia del Tribunal Europeo de Justicia, que podría llegar en tres o seis meses”.

Sin embargo, aunque las cosas empiezan a ponerse a favor de los hipotecados, todo apunta a que la banca intentará retrasar al máximo los pagos. “En muy pocos casos la banca ha dado su brazo a torcer a las primeras de cambio”, recuerda Sáez, que espera que las entidades sigan con la misma actitud mostrada hasta ahora. Gastón cree que las entidades dejarán de recurrir las sentencias de los tribunales cuando haya sentencias firmes o cuando seguir con los procesos legales les resulte más costoso que indemnizar.

El pago equivale a un tercio del rescate a la banca

De fondo están los elevados importes a los que tendría que hacer frente la banca en caso de que los tribunales dictaran la retroactividad de las indemnizaciones. Las asociaciones calculan que los pagos podrían ascender a entre 15.000 y 20.000 millones de euros, teniendo en cuenta que podría haber unos tres millones de hipotecas con cláusulas suelo y que las reclamaciones medias podrían oscilar entre 5.000 y 7.000 euros. CaixaBank y Bankia serían las entidades más afectadas. Reclamador.es calcula que, teniendo en cuenta que los afectados pagan de más una media de 180 euros al mes por sus cuotas hipotecarias debido a las cláusulas suelo, CaixaBank debería devolver más de 1.044 millones de euros por los 200.000 contratos de cláusula suelo que tiene con sus clientes, mientras Bankia debería abonar más de 156 millones de euros por sus 30.000 hipotecas en cartera con este tipo de interés. La primera de las entidades reconoce que ha eliminado el 94% de las cláusulas suelo de sus hipotecas, mientras que la segunda, ya no las aplica a ninguno de sus clientes. Banco Sabadell sólo da datos de cuánto podría llegar a costar a la entidad las indemnizaciones según la legislación vigente, es decir, desde el 9 de mayo de 2013: 110 millones de euros.

Javier Gastón añade que, si se aplica la sentencia de la Audiencia Provincial de Tenerife, los clientes con cláusulas suelo de los bancos a los que hace referencia la sentencia del Tribunal Supremo, BBVA, Cajamar y Novacaixa Galicia tendrían que hacer frente a unos pagos de 2.100 millones de euros. Y las cifras podrían ir en alza si se tienen en cuenta las personas deshauciadas como consecuencia de la aplicación de cláusulas suelo, tendrían derecho a reclamar y a ser compensadas económicamente, según recuerda Manuel Pardos.

Desde Caixabank recuerdan que en la rueda de prensa de la reciente presentación de resultados se comentó que la entidad había revisado las cláusulas suelo proactivamente por una decisión propia. “Desde 2013 habíamos tenido un enfoque en revisar caso por caso todas las cláusulas suelo. En 2015, a raíz de la aprobación de la reforma del Código de Buenas Prácticas (que ampliaba supuestos), hemos ido durante el año aumentando este criterio de personas con menores ingresos hasta llegar a un momento en que, a efectos prácticos, hemos eliminado las cláusulas suelo de la práctica totalidad de la cartera. Esto se ha hecho de manera proactiva, de manera individualizada, hablando y explicando la situación a cada cliente.

Además de estas dos entidades, Banco Popular, Liberbank, Banco Sabadell, Unicaja y BMN serían las entidades más afectadas por la aplicación de la retroactividad en las indemnizaciones por las cláusulas suelo.

Desde el sector bancario recuerdan que el informe de la Comisión Europea no es vinculante; que aún queda por conocer la decisión del Tribunal de Justicia de la UE, que puede ser en cualquier sentido, y que las cláusulas suelo son legales. “Las sentencias judiciales a favor de clientes con cláusulas suelo solamente hacen referencia a contratos en los que no se ha comercializado ni explicitado en los contratos de forma trasparente”, reiteran algunas fuentes bancarias.

Fuente: ElDiario.es

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén