Robo en un cajero de Caixa Laietana en Badalona.  foto de nuria puentes

EUROPA PRESS / Barcelona

El Juzgado de Primera Instancia 2 de Mataró (Barcelona) ha declarado nulo un contrato de compra de obligaciones subordinadas de Caixa Laietana y su posterior canje por acciones de Bankia porque en ambos casos la mujer que firmó las operaciones no recibió información adecuada sobre los riesgos.

La sentencia, difundida por el Collectiu Ronda, obliga a Bankia a devolver a la mujer los 33.000 euros que invirtió más los intereses correspondientes, así como a pagar las costas del proceso judicial y a quedarse las acciones por las que cambió la deuda subordinada, canje que la inversora aceptó porque era la única opción que le dieron para recuperar sus ahorros.

Seguir leyendo…